Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos de Moratalaz piden que se congelen las licencias de construcción

La Asociación de Vecinos de Moratalaz estima que deben ser congeladas inmediatamente todas las licencias de construcción concedidas a Urbis, SA, en Moratalaz, así como las obras actualmente en construcción, al menos hasta el mes de junio, en que será terminado el PAI (Programa de Actuación Inmediata), que se realiza en este barrio, y mientras que el Tribunal Supremo no resuelva sobre el recurso contencioso-administrativo planteado por la asociación y que lleva once años sub judice.Durante una rueda de prensa celebrada ayer, el presidente de esta asociación vecinal, José Díaz, informó que el barrio no está dispuesto a permitir una vivienda más, en tanto no se produzca el fallo judicial sobre la presunta ¡legalidad del Plan Parcial «en que la empresa Urbis se ha amparado para construir 13.000 viviendas más de las previstas en el Plan General».

Problemas del barrio

En la rueda de prensa se expusieron los problemas del barrio en cuanto a falta de zonas verdes y excesiva densidad humana, con la consiguiente insuficiencia de equipamientos. Del total de diecinueve hectáreas de suelo verde, sólo quedan cuatro hectáreas; con respecto a las previsiones del Plan General, de cien habitantes por hectárea, se ha llegado a más de trescientos habitantes por hectárea, lo que constituye «un caso de densidad "salvaje único en Europa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de abril de 1979