A las dos semanas de conflicto, punto muerto en la huelga de hostelería

Hoy se cumplen dos semanas de huelga en el sector de hostelería de la Costa del Sol y el panorama sigue siendo el mismo de los últimos días: el conflicto está en punto muerto y, a pesar de los deseos de ponerle fin, no se ve por ahora una solución.

Ayer los trabajadores de hoteles y apartamentos celebraron una asamblea informativa en la iglesia del Buen Consejo, de Torremolinos, al término de la cual varios centenares de personas se manifestaron por las calles céntricas de la población. Un grupo de manifestantes cortó el tráfico en la carretera de Cádiz con gomas de automóviles, a las que prendieron fuego, siendo precisa la intervención de los bomberos. No se practicaron detenciones.También ayer los trabajadores repartieron entre los turistas miles de octavillas escritas en cuatro idiomas, en las que se explican las razones de los trabajadores para continuar su actitud de huelga.

Tanto en el PCE como en Comisiones Obreras hay malestar por el hecho de que el gobernador civil no accediera a recibir, en la tarde del viernes, a un grupo de concejales comunistas de toda la Costa del Sol que querían exponerle algunos temas relacionados con el conflicto. A pesar de que fueron avisados por sus compañeros del PCE, no acudieron al Gobierno Civil los concejales del PSOE, quienes no consideran oportuno mezclar a los ayuntamientos en este problema.

El Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), que no forma parte de la comisión negociadora, acusó ayer a Comisiones Obreras y UGT de incapacidad e incompetencia, diciendo que lo único que han hecho es «meter a los trabajadores en un callejón sin salida». Para el SAT, es absurdo intentar conseguir una salida global a la huelga, y lo que habría que hacer es negociar hotel por hotel el tema de las sanciones y despidos.

Mientras tanto, los empresarios del sector de hospedaje continúan firmes en su postura de no suscribir los acuerdos de Madrid. En fuentes del sector pudo saber EL PAIS que la patronal mantendrá su postura hasta el final, no tanto por lo que signifique en sí aceptar los referidos acuerdos como por entender que una claudicación en este tema ahora pondría a las empresas en el peligro de nuevos problemas laborales durante la próxima temporada de verano. Un portavoz de la patronal informó que en cuatro hoteles se han reincorporado todos los trabajadores. Con estas incorporaciones, según la patronal, son ya más de trescientos los trabajadores que han vuelto a sus puestos entre el viernes y el sábado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 21 de abril de 1979.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50