Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Creada una comisión Ayuntamiento-Cámara de Comercio para el estudio de la venta ambulante

La creación de una comisión para el estudio de la venta ambulante; la enajenación de la calle de Floridablanca, por parte del Patrimonio del Estado, para la comunicación entre los dos edificios del Congreso de los Diputados, y la situación en que se encuentra el proyecto de expropiación de la Casa de Campo, para la realización del enlace del puente de los Franceses, fueron los principales temas tratados ayer en la conferencia de prensa semana¡ del alcalde, que dio su opinión también sobre el comportamiento del personal en estos últimos días y las acusaciones de corrupción entre los funcionarios hechas durante la campaña electoral.

Según informó el señor Huete, el Ayuntamiento se ha puesto en contacto con la Cámara Oficial de Comercio con el fin de lograr la creación de una comisión que estudie la venta ambulante. Esta comisión, formada por dos delegados municipales y otros dos de la Cámara, comenzará inmediatamente sus trabajos, «ya que la venta ambulante debe ser objeto de una normativa. Es absurdo que exista una laguna legislativa sobre un tema que está constantemente de actualidad».Luis María Huete explicó, asimismo, que se había logrado obtener 72 millones de pesetas por la ocupación de la calle de Flor¡dablanca, que sufrió su cierre cuando comenzaron las obras del nuevo edificio del Congreso de los Diputados; los 1.024 metros ocupados que forman el total de la calle han sido ahora enajenados definitivamente al haberse acordado la citada cantidad. Preguntado el alcalde si los 72 millones era el precio de la venta de una calle de Madrid, en este caso la de Floridablanca, que se encuentra entre la carrera de San Jerónimo y las calles de Zorrilla y Peñaflor, el señor Huete dijo que no era venta, sino enajenación, y había sido hecha con arreglo al precio estipulado en esa zona.

El alcalde aclaró, a preguntas de los periodistas sobre el abandono municipal, que «la sensación que se tiene en la actualidad es la misma que la que ha tenido cualquier ayuntamiento cuando va a cesar. Los que se han quedado y llevan muchos años en esta casa es lógico que sientan nostalgia. El comportamiento de estos hombres es ejemplar, ya que están manteniendo el ritmo de trabajo hasta el último momento».

Sobre las acusaciones de corrupción, el señor Huete dijo que le parecía «una falta de ética el acusar sin dar nombres, apellidos y casos concretos. En un colectivo de 20.000 personas es posible que haya algún caso, pero hay que ser conscientes, y si se acusa de corrupción, es necesario dar nombres concretos. Todos tenemos derecho al honor. De todas formas, en caso de que conozca algún caso durante estos días, yo actuaré con todo mi peso».

Acerca de la deuda que actualmente tiene el Municipio, dijo que «los niveles de endeudamiento son normales y aceptados internacionalmente. Un banco como el Deutsche Bank, que es el primero en Europa y el tercero en el mundo, quiso financiar los bonos del Villa de Madrid en el mercado internacional de capitales; ese es un ejemplo de que no estamos tan mal como dicen».

El tema de la posible expropiación de 40.000 metros de terrenos en la Casa de Campo para la construcción de un tramo de la M-30, era obligado, después que durante los últimos diez días las noticias contradictorias y la falta de información sobre el anteproyecto hecho por Obras Públicas hubieran creado confusión y alarma entre los madrileños. El señor Huete precisó que el enlace de la M-30 del puente de los Franceses es una de las obras que se encuentran en el convenio firmado entre Ayuntamiento y Obras Públicas, y que «serán los dictámenes de los organismos afectados los que permitirán o no la realización del proyecto. Aparte de este dictamen, el mismo convenio informa que, «una vez redactado cada proyecto, y antes de proceder a los trámites reglamentarios, será sometido previamente a informe de la Corporación municipal y, en su caso, de la Comisión de Planeamiento y Coordinación del Area Metropolitana y de la Diputación Provincial, si procede, para la debida coordinación». Asimismo, existe el acuerdo para que una comisión mixta de supervisión y control, formada por seis representantes de la Dirección General de Carreteras del MOPU y seis representantes del Ayuntamiento pueda proponer «variaciones o cambios aconsejables en la ejecución de cada uno de los proyectos u obras». El alcalde dijo que, en último caso, se contaría con el factor económico para impedir la obra, ya que, según el convenio, el enlace del puente de los Franceses -que en el actual proyecto ocupa 40.721,04 metros cuadrados de las parcelas municipales quince y dieciséis, correspondientes a terrenos del Club de Campo y de la Casa de Campo, además de otros terrenos pertenecientes a la gasolinera y al restaurante La Cocina- costará 990 millones de pesetas, de los qué 693 millones serán pagados por el MOPU, en tanto los 297 millones restantes tendrán que ser pagados por el Ayuntamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de marzo de 1979

Más información

  • El proyecto de la M-30 no se puede desarrollar sin permiso municipal