Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES MUNICIPALES/MADRID

La retirada de CD en Madrid ya es oficial

Coalición Democrática (CD) anunció anoche oficial y definitivamente que retira su candidatura para las elecciones municipales en Madrid. La decisión se produce después de un largo paréntesis de dudas, aunque, desde hace tiempo se conocía la decisión irrevocable de Gregorio Marañón de renunciar a la cabecera de dicha lista. Los contactos entre responsables de CD y José Luis Alvarez, candidato a la alcaldía por UCD, han sido intensos, y han condicionado, en parte, la decisión final de los coaligados.El martes pudo saber EL PAÍS que las últimas posiciones negociadoras entre CD y el señor Alvarez pasaban por una recomendación del candidato ucedista, en el sentido de que sólo debían mantener la candidatura si se tenía seguridad de obtener, al menos, el 5% de los votos emitidos, de forma que existiese posibilidad real de conseguir algún concejal que apoyase sue elección como alcalde. La noticia recogida en nuestra edición de ayer fue matizada por fuentes responsables de CD, en el sentido de que la postura del señor Alvarez no era determinante para la retirada o el mantenimiento de sus candidaturas.

Los resultados de las elecciones generales, con la secuela inevitable de desmoralización, sumado a la falta de posibilidades para allegar nuevos recursos que garantizasen una campana municipal medianamente aceptable en Madrid, han sido decisivos para la retirada final.

El problema de la candidatura municipal de CD se arrastra desde que en Alianza Popular, el entonces presidente provincial de Madrid, Carlos Martín Cinto, hizo pública una lista encabezada por Miguel Ramírez, que fue rechazada por la ejecutiva del partido y que determinó una serie de fricciones y la marcha del señor Martín Cinto. Una vez constituida la Coalición se replanteó el tema y la necesidad de conseguir una figura de cierto alcance nacional para encabezar la lista madrileña. La dificultad surgía de que quien prestase su nombre lo hacía a sabiendas de que jugaba a perdedor. Por fin se anunció el nombre de Gregorio Marañón y tras el descalabro del 1 de marzo, él mismo confirmó en sucesivas ocasiones la decisión de retirarse.

El entendimiento que se ha producido entre los responsables de CD y José Luis Alvarez, tiene carácter marcadamente personal es decir, que no se trata, en lo fundamental, de un acuerdo entre partidos, sino de una afinidad entre dirigentes.

Se da la paradoja, según afirma ron ayer fuentes de la máxima solvencia de CD, que un amplio sector de las bases de AP contemplan con más simpatía al señor Alvarez que al, según ellos, liberal señor Maranon.

En Madrid, algunos sondeos internos entre las bases de CD arrojaron una clara preferencia hacia el candidato ucedista y en los equipos directivos de la coalición se tiene le convencimiento de que sus posibles votantes se inclinarán mayoritariamete por la lista de UCD.

Elcomunicado que se conoció anoche, poco después de las nueve, afirma que la decisión de n.o comparecer se ha tomado «tras un detenido análisis de los aspectos técnicos y políticos de la campaña de Madrid capital y la consulta con las juntas de distrito de los partidos que componen la Coalición y los elementos de base que apoyan la candidatura». Advierte que el acuerdo de retirada «no es extensi vo al resto de las candidaturas pre sentadas en los diversos municipios de la provincia de Madrid».

La nota no hace recomendación de voto para ninguna otra forma ción política de las que concurren a las elecciones en Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de marzo de 1979

Más información

  • Por ahora no recomiendan votar a Unión de Centro Democrático