Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Falleció el director del colegio de Castellón agredido por dos alumnos

En la madrugada de ayer falleció en la ciudad sanitaria La Fe, de Valencia, Antonio Armelles Domenech, director del colegio nacional Serrano Súñer, de Castellón, como cons ecuencia de las heridas sufridas en el atentado perpetrado contra su persona el pasado día 31 de enero por dos alumnos del centro.

A las seis de la tarde, en la catedral de Santa María, se ofició la misa de cuerpo presente por el obispo de la diócesis, doctor Cases Deordal. La ceremonia religiosa constitúyó una auténtica manifestación de duelo. El templo fue insuficiente para albergar los miles de personas que acudieron. Entre los asistentes se contaron José Luis Albiñana, presidente del Consejo del País Valenciano, y el alcalde de Castellón.

Los hechos

Antonio Armelles Domenech fue agredido con arma blanca el pasado día 31 de enero por dos alumnos del centro: J. A. F., de catorce años, y M. A. F., de once, hermanos. Tras una larga labor policial, al día siguiente fueron localizados los agresores en las inmediaciones del ermitorio de la Virgen de Lidón, patrona de Castellón, cuando tras haber desvalijado los cepillos de la iglesia huían montados en un ciclomotor que habían sustraído momentos antes. Se les ocupó una pistola del calibre 6.35 mm., dos navajas, una llave de bujías y 666 pesetas en moneda fraccionaria.Los menores, una vez instruidas las oportunas diligencias, pasaron a disposición del Tribunal Tutelar de Menores, donde se encuentran en la actualidad.

El herido fue trasladado inmediatamente a la ciudad Sanitaria La Fe, de Valencia, donde en principio parecía que evolucionaba favorablemente, aunque ya se daba como seguro que perdería el habla, pues las heridas más graves las sufrió en el cuello. Sin embargo, posteriormente recayó hasta el extremo de que a las cuatro de la madrugada de ayer se producía el fatal desenlace.

La noticia del fallecimiento ha tenido una honda repercusión en nuestra provincia, porque don Antonio Armelles, que contaba 62 años de edad, era un hombre conocido y estimado, había dedicado toda su vida a la enseñanza y también llegó a ser concejal del Ayuntamiento de Castellón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de marzo de 1979

Más información

  • Como consecuencia de las heridas sufridas en el atentado