Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las amas de casa deben tener derecho a la seguridad social

La propuesta de creación de un Ministerio de la Familia y de que las amas de casa tengan derecho a las prestaciones de la Seguridad Social han sido dos de las sugerencias más concretas y a la vez de mayor alcance que se han presentado en las Jornadas Nacionales sobre Familia y Constitución, que se clausuran hoy en Madrid. Algunos grupos feministas han denunciado el carácter antidemocrático, no representativo de dichas jornadas, y descalifican las conclusiones que se deriven de ella. Sobre el tema informa

Alrededor de ochocientas personas han participado en estas jornadas. Miembros de asociaciones familiares y del movimiento asociativo ciudadano en general, representantes de partidos políticos y centrales sindicales y profesionales especialistas en los temas tratados, procedentes de toda España, intervinieron en las sesiones de estudio preparatorias de las jornadas, que se celebraron el año pasado en todas las provincias.En el transcurso de la mañana de hoy, tras el acto de clausura, se dará lectura a los informes elaborados en cada una de las seis mesas de trabajo que han tratado las diversas materias que integraban el programa: vivienda y consumo; enseñanza y orientación familiar; salud, seguridad social y fiscalidad; cultura y calidad de vida; trabajo, y, por último, otras propuestas generales.

Algunas de estas propuestas fueron: la necesidad de una política familiar de Gobierno, para lo cual sería importante la creación de un Ministerio de la Familia; la conveniencia de que los partidos políticos definan también su política en este aspecto y de promover el asociacionismo y otros cauces de representación familiar. También formularon una serie de propuestas sobre la protección del niño y de la tercera edad, así como sobre la defensa del honor y de la intimidad familiar.

Participación y calidad de la enseñanza

A partir del conjunto de sugerencias y conclusiones que se han derivado del desarrollo de las jornadas, se van a elaborar tres libros blancos sobre la familia, el niño, la tercera edad, respectivamente, y, por otra parte, dichas propuestas se presentarán a los organismos con poder decisorio, con el propósito de que éstos tomen medidas concretas y eficaces que se consideren oportunas.«En materia de educación se ha hecho evidente una gran preocupación e inquietud por el tema de la participación de los padres y niños en la gestión de los centros, elaboración de planes de estudio ... », señalaron los miembros de la mesa dedicada a enseñanza y orientación familiar. «También interesa mucho conseguir un nivel satisfactorio de calidad en la enseñanza, para lo cual se plantea la necesidad de crear gabinetes de orientación, así como la libertad de opción de los padres de llevar a sus hijos a una escuela u otra. »

Además de analizar las garantías estatales que deben asegurar la libertad de elección educativa, la mesa de enseñanza abordó los aspectos económicos, la gratuidad y la cooperación, y los problemas relativos a la educación especial de los niños disminuidos física o psíquicamente.

En cuanto a la presencia de la mujer en el mundo de la educación y el contenido discriminatorio de algunos programas escolares, los miembros de la mesa comentaron: «No ha surgido la cuestión en ningún momento, lo que demuestra que este problema ya está superado. »

Ocio activo y deporte en familia

En la mesa de cultura y calidad de vida, José María Cagigal, experto en actividades físico-deportivas, propuso el establecimiento de reservas de suelo deportivo como un medio económico de fomentar el deporte popular y en familia.«El ocio activo es especialmente útil en una sociedad como la nuestra, industrial, automatizada y sedentaria», dijo el señor Cagigal a EL PAIS. «Hay muchas cosas que se podrían hacer en este terreno si se detectan y se saben potenciar las iniciativas populares que surgen frente al deporte de tipo oficial encuadrado en asociaciones y federaciones.»

«En esta línea, la reserva de suelos deportivos -algo intermedio entre la instalación deportiva, que es bastante cara, y el simple solar- es una forma fácil y barata de llevar el deporte a los propios barrios. Dentro de los programas de urbanismo se deberían incluir estas reservas como ya ha hecho, por ejemplo, el Ayuntamiento de Las Palmas con gran éxito.»

Seguridad Social para las amas de casa

«Es ya tópico afirmar que si cada ama de casa cambiara su trabajo con la de al lado y se pagase a una y a otra se duplicaría la renta nacional», se dijo en la mesa que estudió el tema laboral.Se puso de relieve que existen en España diez millones de amas de casa que, aunque realizan diariamente múltiples tareas penosas y necesarias, no tienen derecho a las prestaciones de la Seguridad Social, al no estar consideradas como población activa y no recibir remuneración por su trabajo.

La propuesta de la mesa en este asunto fue moderada: no se pretende el establecimiento de un salario para el ama, de casa -sistema que, por cierto, no es bien visto por muchas feministas, pues opinan que refuerza el confinamiento de la mujer en el hogar-, sino pedir que en España, igual que en otros países europeos, las prestaciones de la Seguridad Social sean derechos de los ciudadanos en general y no sólo de los trabajadores.

El paro y sus graves consecuencias para la vida familiar fue otro de los temas que se debatió en la mesa.

En cuanto a la familia como unidad económica -de consumo y de producción- se subrayó la necesidad de elevar las ayudas económicas familiares, reducidas gravemente en los últimos años, al nivel de los países europeos y de una justa política fiscal.

Denuncia feminista

La Federación Provincial de Asociaciones de Amas de Casa, la Asociación Democrática de la Mujer de Madrid, la Asociación de Mujeres Separadas, la Coordinadora Provincial de Amas de Casa y Movimiento Democrático de la Mujer han calificado las jornadas de farsa democrática en un comunicado remitido ayer a EL PAIS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de enero de 1979

Más información

  • Exigencia de las Jornadas sobre Familia y Constitución