Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Consejo de ministros

Aprobado un plan de inversiones del INI de doscientos diez mil millones de pesetas

Un total de 210.268 millones de pesetas importa el Programa de Actuación, Financiación e Inversiones (PAIF) del Instituto Nacional de Industria (INI), aprobado ayer por el Gobierno. De esta cifra, 187.065 millones de pesetas corresponden a inversión real (35% de aumento) y el resto a circulante. Como aspectos esenciales de financiación del programa aprobado ayer destaca que el Estado aportará este año al INI un total de 30.000 millones de pesetas, de los que 10.000 corresponden a la consignación presupuestaria, otros 10.000 al Fondo de Acción Coyuntural y los restantes con cargo al decreto-ley de Rentas y Precios del pasado 27 de diciembre. Esta aportación se destina a aliviar en parte la deficiente estructura financiera del Instituto y la de sus empresas.

Según la referencia oficial facilitada tras el Consejo, el Gobierno aprobó también los criterios de actuación del holding a corto y largo plazo. Entre los primeros se señalan la mejora de la estructura financiera del Instituto y sus empresas, de modo que sea viable acometer los programas necesarios de reconversión industrial con el objetivo prioritario de fomentar el empleo y la creación de puestos de trabajo. Asimismo, se plantea la necesidad de impulsar fuertemente la inversión en proyectos de cabecera que produzcan un efecto de inducción en la creación de empleos, así como la continuidad en el esfuerzo exportador.Por lo que respecta al largo plazo, se toma como objetivo fundamental la competitividad internacional de la industria española, con la referencia de su inserción en Europa, lo que hace necesario concluir urgentemente la reestructuración de los sectores actualmente en crisis y la de aquellos que están perdiendo, competitividad, al tiempo que se inician nuevas actividades de tecnología avanzada y adecuada a la dotación de recursos del país. También se incluye el propósito de extender la industrialización a regiones menos desarrolladas. Para alcanzar todos estos objetivos, se estima necesario potenciar la actuación eficiente y con criterios empresariales del INI «como holding industrial y financiero, modernizando y prefesionalizando su gestión».

Financiación del Plan

El Programa de Actuación, inversiones y Financiación (PAIF) del Instituto para 1979 ha sido elaborado «considerando fundamentalmente los siguientes enfoques: intensificar la realización de proyectos en curso, relativamente ralentizados en 1978; énfasis en la sustitución de importaciones energéticas y generación de empleos e industrialización de regiones menos desarrolladas». Respecto a la financiación del plan aprobado, se señala que «con la política crediticia menos restrictiva se confía en un fuerte endeudamiento de las empresas, dentro del cual los recursos exteriores seguirán desempeñando una función importante». Las aportaciones previstas del INI a sus empresas ascienden a 54.575 millones de pesetas y el incremento de su endeudamiento se cifra en 97.922 millones de pesetas, lo que supone un 59% de aumento respecto al ejercicio precedente. Por otra parte, está prevista una aportación directa del Estado a las empresas, de 20.736 millones, fundamentalmente dirigida a Hunosa, Bazán, Construcciones Aeronáuticas (CASA), Hispanoil y Eniepsa. Finalmente, se prevé una emisión total de obligaciones por importe de 28.000 millones de pesetas durante 1979.El Gobierno pretende aprovechar al INI como instrumento importante de relanzamiento de la inversión productiva. «El empleo directo que genera la inversión del INI no es grande, debido a la intensidad de capital de sus industrias, principalmente de cabecera, pero, por la misma razón, el efecto inducido sobre la inversión privada será muy importante, del orden de 40.000 puestos de trabajo, que se crearán paulatinamente a partir de 1979 y en un plazo medio», dice el documento oficial distribuido por el Gobierno.

Diez mil millones para exploración petrolífera

A nivel sectorial, el INidedicará unos 10.000 millones de pesetas durante 1979 a la exploración de campos petrolíferos; el 80% en teritorio nacional. Otros 15.000 millones se dedicarán a dotar la infraestructura prevista de gas natural y unos 20.000 irán a la financiación de proyectos de construcción de complejos minero-eléctricos que aprovechen combustibles autóctonos. En siderurgia, está prevista la inmediata integración de Altos Hornos del Mediterráneo en el grupo, así como la culminación y puesta en práctica de los estudios para reestructurar los sectores siderúrgico y de la co nstrucción naval.En automoción, se anuncia la inmediata puesta en marcha del programa de reestructuración de SEAT y la elaboración de un plan en el mismo sentido para ENASA. En último término, se anuncia una potenciación de los sectores de aeronáutica, electrónica, informática y material de defensa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de enero de 1979

Más información

  • Sus objetivos son la rentabilidad y la creación de empleo