Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nota de la Guardia Civil de San Sebastián

La Comandancia de la Guardia Civil de San Sebastián distribuyó una nota a primeras horas de la madrugada de hoy sobre los hechos, cuyo texto es el siguiente:«Sobre las 18.15 horas del día de ayer, el vehículo R-12 matrícula BI-3494-J, de color verde, ocupado por tres personas, que circulaba por la carretera comarcal 6.213 en dirección a Mondragón, al llegar a la altura del cuartel de la Guardia, Civil de Arechavaleta (Guipúzcoa), que se encuentra al borde de la carretera, se detuvo empezando a disparar desde su interior con metralletas y una escopeta cargada con postas contra el cuartel donde habitualmente se halla el guardia de servicio de puertas, que afortunadamente se hallaba fuera del alcance de la ventana.

Resultado de esta agresión se observan en la pared interior veinticinco impactos, algunos de los cuales atraviesan la pared, llegando al pasillo donde existen los pabellones de la familia. La fuerza de retén repelió inmediatamente con sus armas el atentado, saliendo en su persecución. Al mismo tiempo fue alertado el puesto de Mondragón, de donde salió fuerza para montar un control en el cruce de Udala.

En el momento que el R-12 llegaba a la zona, teniendo que detenerse a causa del atasco circulatorio, la fuerza que venía en su persecución le dio el alto, a lo que respondieron haciendo uso de sus armas y saliendo ellos corriendo hacia el cruce. Al no detenerse, y ante el uso de sus armas, la fuerza empleó las suyas, de resultas de lo cual resultaron muertos el que en un principio resultó ser José Luis Alabaolaza Utiarte, con documento nacional falso que tenía, pero que realmente es José María Iturralde Garmendía.

También resultó muerto Roberto Aramburi Uribarren, nacido en Mondragón, estudiante; herido grave, Enrique Zurutuza Odriozola, natural de Azpeitia. Fue trasladado a una clínica de Mondragón, y de ahí posteriormente a Vitoria.

De resultas de esto, se recogieron al comando dos metralletas tipo FDP, de culatín plegable ambas; una escopeta repetidora marca Veretta, de culatín recortado; una pistola Browbing, de nueve milímetros; seis cargadores de metralleta; 87 cartuchos de nueve milímetros Parabellum; una granada de piña tipo Sopro; cuatro cartuchos de posta marca Cebedot, calibre doce, fabricados en París; un cartucho de las mismas características vacío; tres pasamontañas: dos verdes y uno marrón; una funda para tres cargadores de metralleta tipo militar; unas navajas; un sombrero gris; varios metros de cuerda; dos candados; dos bolsos de viaje, y un chubasquero marrón.

En el acto de la refriega, sin poder afirmar que las heridas fuesen causadas por los componentes del comando etarra, dado lo rápido de la acción y el desconcierto de éstos al verse entre dos fuegos, resultaron los siguientes lesionados:

- Emilia Larrea Sáez de Alar, vecina de Mondragón, que falleció en el centro asistencial de Mondragón.

- Juana Martín Lorenzo, que regresó a su domicilio después de la primera cura.

- Alberto Beltrán Heredia, residente en Arechavaleta. Tenía herida en el hombro izquierdo, quedando ingresado en el centro asistencial de Mondragón.

-Y Crescencia Vidaurreta García, residente en Torre Izarra, con herida de bala en el muslo derecho, con orificio de entrada y salida, que quedó internada en el centro asistencial de Mondragón.

Hechas las oportunas averiguaciones, se ha tenido conocimiento de que el vehículo R-12 matrícula BI-3494-J, utilizado por los miembros del comando en el ametrallamiento, huida y posterior enfrentamiento, había sido sustraído a punta de pistola a su propietario, cuando circulaba por la carretera 6.213, en dirección a Vitoria, sobre las 18 horas.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de noviembre de 1978