Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido de Fernández de la Mora se separa de Alianza Popular

La junta directiva de Unión Nacional Española (UNE) decidió ayer dejar en suspenso su federación con Alianza Popular, durante la reunión que celebró bajo la presidencia del líder del partido, Gonzalo Fernández de la Mora. De este modo se consuma la ruptura de la Federación de AP, iniciada el pasado miércoles con la separación del grupo que encabeza Federico Silva, ADE, por las diferencias dentro de AP sobre el voto a la Constitución.La junta nacional de UNE emitió ayer un comunicado -aprobado por unanimidad- en el que afirma que este partido no sólo aspira a participar en el Poder, sino que tiene un ideario del que siempre ha dado y continuará, dando testimonio. Afirma también que el proyecto de Constitución, «que en parte es aceptable, contiene el reconocimiento de una pluralidad de nacionalidades, lo cual amenaza gravemente la unidad de España».

Añade la nota que aunque este punto basta por sí solo para excluir el voto afirmativo, el concepto de la confesionalidad, de la familia y de la educación, y el modelo económico son o inadmisiblemente ambiguos o rechazables, por lo que la junta reitera su adhesión al voto negativo de su presidente en el Congreso.

Recuerda después el comunicado que la contradicción entre el «sí» aconsejado por AP y la posición de UNE obliga a suspender la federación, porque UNE no puede corresponsabilizarse ante sus afiliados y ante el pueblo de la recomendación afirmativa, y afirma por último el partido de Fernández de la Mora que continuará propugnando la solidaridad operativa con las fuerzas humanistas y nacionales que se oponen al marxismo y al separatismo.

Refiriéndose a esta ruptura, el secretario general de AP, Manuel Fraga, afirmó ayer durante un mitin que presidió en Orense que aún quedan posibilidades de recomponer la unidad de AP de una forma u otra, aunque afirmó que los grupos separados son claramente minoritarios y que el partido de AP representa más del 90% del total de los afiliados. También indicó que estas separaciones han supuesto una clarificación y reconfirmación de los objetivos de su partido y que en todas las provincias, menos tres en las que hay dudas, se ha confirmado esta decisión. Igualmente señaló que estos mismos días se han reanudado las conversaciones entre los promotores de Nueva Mayoría, que siguen por buen camino.

Hoy se reunirá la junta directiva del partido de AP, que, entre otros temas, tratará la situación creada tras la separación de los grupos federados. Asimismo, según fuentes responsables de AP, se hará una llamada a la disciplina a las agrupaciones provinciales que no están siguiendo la decisión de recomendar el voto afirmativo a la Constitución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de noviembre de 1978