Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

El día que se inauguró TVE

La Televisión Española de hoy no es mejor ni peor que antes. Ahora es muy fácil comprobar cómo esta institución no ha sabido acomodarse a los cambios del país. TVE no está en un período constituyente o de transición, como afirman los altos mandos, sino que entra en un período radicalmente -de raíz- anticonstitucional.El 28 de octubre de 1956 quedaba inaugurada TVE. Gabriel Arias Salgado, entonces ministro de Información y Turismo, pronunció un discurso, a continuación de la Misa oficiada por monseñor Boulart, y recordó que el glorioso acontecimiento coincidía con el aniversario de la fundación de Falange. Suficiente para comprender el futuro y la esencia política de lo que sería TVE. Hoy Fernando Arias Salgado -y no es una simple coincidencia familiar y política- cerrará el primer cielo, círculo, biológico e histórico de TVE.

En menos de un año Arias Salgado ha modificado infructuosamente en dos ocasiones, el equipo directivo. La supeditación de los espacios informativos al estricto control del Gobierno. El frustrado intento de crear un consejo rector. La arbitrariedad y baja calidad de la programación. La escasa producción de programas propios. La gestión económica y administrativa acusada de corrupta en múltiples ocasiones. La centralización del poder con tintes absolutistas. El incremento de la censura en todo tipo de programas. Factores que han contribuido a una vertiginosa desuadación del medio de comunicación estatal.

Nuestro trabajo, desde aquí, será observar y descifrar esta Institución, el depósito de actividad televisual e informar sobre los productos que nos ofrecen y sobre los hombres que administran y hacen la televisión de todos los españoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de noviembre de 1978