La falta de suplentes, peligro madridista

Más de noventa millones lleva recaudados por taquilla el Madrid en lo que va de temporada, según datos facilitados por el propio club. Los inicios de la misma son, pues, favorables, tanto en el orden económico como en el deportivo. Sin embargo, la falta de banquillo puede hacer peligrar su buena marcha deportiva, lo que sin,duda tendría inmediato reflejo en las recaudaciones.

El presupuesto anual del Madrid es de setecientos millones. Un importante porcentaje del mismo ha sido cubierto ya por el club con los seis partidos disputados en el Bernabéu: un amistoso contra el Hamburgo -siete millones-, dos de Copa de Europa, contra el Progress y el Grasshoppers -seis y diez millones, respectivamente- y tres de Liga, contra el Valencia -veintidós-, el Barcelona-veinticinco y medio-, y el Athlétic -veintidós y medio. En total suman 92 millones, a losque habría que añadir los casi treinta obtenidos por la participación en el Teresa Herrera y en el trofeo de Palma. Hasta ahora, el Rayo sólo ha conseguido recaudar diez millones y medio en los cuatro partidos de Liga disputados en casa, y el Atlético queda también muy lejos. Para más satisfacción del novel presidente, Luis de Carlos, el equipo marcha líder en la Liga, con cuatro positivos, y está bien encaminado para alcanzar la tercera ronda de la Copa de Europa.Sin embargo, las perspectivas para el club no son tan halaguenas como todo esto podría permitir pensar. Las taquillas han sido muy altas, pero es que hasta el momento el Madrid ha recibido en la Liga a tres de los cuatro equipos más taquilleros que fe van a visitar en la temporada -el cuarto es el Atlético- En el futuro las recaudaciones han de bajar, y lo harán más aún si bajan los éxitos.

El Madrid posee un fuerte once titular: Miguel Angel; Sol, Benito, Pirri, San José; Wolff, Stielike, Del Bosque; Juanito, Santillana y Jensen -a Camacho no se le puede tener en cuenta, porque existen dudas sobre su recuperación-, pero está muy flojo de banquillo. En realidad sólo en -la meta está garantizado el relevo con García Remón. En el resto de las líneas cualquier baja se acusa sensiblemente. La ausencia de Stielike, primera que se ha producido en la temporada, obligó al traslado de San José a la media y a la incorporación de Isidro como lateral; las dos líneas se reisintieron bastante, y así lo acusó el Madrid ante el Athlétic. La baja de Jensen supone una importante disminución en las tareas de engarce entre media y delantera, que quedó clara en el partido contra el Grasshoppers, en el que además se produjeron las lesiones de San José -único recuperable para Burgos-, con fuerte contusión en un muslo y de Pirri, con tirón.

El Real Madrid jugará en el campo burgalés de El Plantío el domingo a las cinco de la tarde, con arbitraje de García Carrión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de octubre de 1978.

Lo más visto en...

Top 50