Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos montañeros,

Luis Baquero, de veinte años, y Justo Guerrero, de diecinueve, resultaron muertos al despeñarse en Peña Olvidada, en los Picos de Europa. Sus dos compañeros, Agustín y Alberto, que quedaron colgados en una pared, fueron rescatados sanos y salvos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de octubre de 1978