Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Patiño: "Me decepciona De Carlos por su falta de carácter"

López Patiño, el hombre cuya ausencia en la junta directiva de Luis de Carlos ha sido,causa determinante de la primera crisis sufrida por ésta, declara que se siente defraudado por el presidente madridista: «Me ha demostrado una debilidad que a la larga le va a hacer bastante mal al Madrid.» López Patiño está convencido de que De Carlos desea contar con él en su junta, pero que no ha tenido decisión para imponerse a Agustín Domínguez, Calderón y Saporta, que le hacen la contra.

«Colaboré desinteresadamente con De Carlos en la campaña presidencial porque le conozco desde hace años y creía que era el hombre ideal para sustituir a Bernabéu. El quedó siempre muy contento de mi trabajo a su lado y ime prometió llevarme a la directiva. Pero según se acercaba la fecha de dar a conocer la composición de la directiva yo noté que empezaba a rehuírme. Hacía tiempo que me había ofrecido el puesto de secretario general, que dejó vacante Agustín Domínguez. Cuando dio su lista a conocer no había en ella ningún secretario general; yo tuve el encargo de dar a conocer la lista a la agencia Efe, y fue un redactor de ésta quien se dio cuenta de que no había secretario general. Le pregunté a De Carlos, y me dijo que eso de momento lo dejáramos en blanco. Dos días después me preguntó si quería ser yo secretario general; yo sabía para entonces que en el club había el deseo de suprimir ese cargo para que no lo ocupase yo, y tampoco quería un cargo remunerado como es ése, así que le dije a De Carlos que no lo quería. A continuación me preguntó si quería ser directivo, le dije que si y me prometió hacerme directivo en breve. Desde entonces ha estado dando largas al asunto.»López Patiño está seguro de que De Carlos hubiera querido tenerle en laijunta, pero que no ha tenido la fuerza suficiente para imponerse al criterio de otras personas: «Desde hace años yo tengo enemigos en el Madrid Pienso que son recelos que nacen de una actitud muy elogiosa de Bernabéu hacia mí a raíz de un viaje que hicimosjuntos. Llegó a, decir: "He encontrado otro Agustín Domínguez."» Eso puso sobre aviso a éste, a Calderón y a Saporta. Ya se sabe que el Madrid es un coto cerrado en el que estas personas no dejan entrar a nadie. Me hicieron la batalla entonces para que Bernabéu no me colocara en la directiva. Y ahora ha ocurrido lo mismo. Me han llenado de calumnias con las que calentaban la cabeza a De Carlos: le han dicho que yo cobré dinero en el fichaje de Oscar Mas, gestión que hice a petición del club; que ni los jugadores ni los técnicos quieren que esté en el club; que los empleados irían a la huelga si yo fuera directivo, ¡qué sé yo cuántas barbaridades! Eso me ha recordado aquella otra época en la que Bernabéu se entusiasmó conmigo; por aquel entonces me llegó a decir que no le escribiera al club, sino a su casa, porque si no abrían mis cartas. De Carlos no ha tenido valor para realizar sus deseos de hacerme directivo y para afrontar sus promesas. Algo parecido le ha pasado con Félix Fernández. Yo sólo le reprocho la falta de confianza que me ha demostrado al tratar de salvar todo esto con evasivas y también su debilidad. Yo ahora quiero seguir tranquilo, pero si siguen atacando mi dignidad voy a desenterrar muchas cosas de juzgado de guardia que han ocurrido en el club. Si no lo hago ahora es por respeto a la institución. Pero tengo que poner mi dignidad por enima de todo. »

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de octubre de 1978