Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ante Uruguay, ensayo definitivo de la selección

España juega hoy en el estadio Centenario de la capital uruguaya el último partido de preparación cara al inminente Campeonato del Mundo de Argentina. Será también el primero amistoso internacional en este país. La selección sólo disputará ya un partido a puerta cerrada el próximo sábado, contra un combinado local. Kubala, que no podrá contar hoy con Pirri y Cardeñosa, alineará inicialmente a Miguel Angel, San José, Migueli, Olmo, De la Cruz, Guzmán, Leal, Asensi, Dani, Rubén Cano y Rexach. Uruguay, por su parte, tras unos resultados desfavorables, tanto a nivel de selección como de club, espera recuperar ante España parte de su prestigio tan perdido en los últimos tiempos. El partido comenzará a las doce de la noche, hora española, y será radiado y televisado en directo.

La selección española se entrenó ayer por la mañana en el Parque Salordi, magnífico campo del C. A. River Plate, equipo de la Segunda División uruguaya, durante poco más de una hora. La preparación física comenzó a las once y el entrenamiento concluyó con los suaves partidillos de rigor. En el principal se enfrentaron los diez titulares inicialmente hoy, sin contar a Miguel Angel, divididos en dos grupos de cinco: Dani, Guzmán, Leal,Rexach y Rubén Cano, por un lado, y Asensi, Migueli, Olmo, De la Cruz y San José, en el otro. Imperó, lógicamente, el juego a uno y dos toques como máximo, que ordena de forma habitual Kubala.Pirri se retiró pronto, pues arrastra los efectos de un catarro, y Cardeñosa ni siquiera hizo los primeros ejercicios con sus veintiún compañeros, al estar en recuperación de su principio de gripe. La ventilación del avión en el viaje, no podía faltar algo así, ha hecho algunos estragos. Ambos hombres quedaron totalmente descartados para el partido de hoy, en el que se permitirán .cuatro cambios, aparte del portero.

Kubala trabajó en solitario con los jugadores, incluidos los porteros Miguel Angel y Urruti, aunque Arconada sigue de «segundo», pues Biosca, su ayudante, se encuentra lesionado.

Existe una tranquilidad desusada para nosotros en sus calles, sin apenas circulación, aunque los semáforos casi brillan por su ausencia, y en los cruces no mande siempre la derecha, sino el automóvil que tenga más osadía.

Los problemas de salud del resto de jugadores españoles se solucionaron y tanto Olmo, también constipado en el avión, como Miguel Angel, ligeramente resentido de una antigua fisura de tobillo, parecen completamente recuperados. La buena forma física, que hace olvidar, al menos en los entrenamientos a las últimas crónicas de sucesos en la concentración madrileña, se une incluso a la anímica; el buen humor es general y la selección, gracias a Kubala, que en eso es un maestro, aparece como un bloque alegre y conjuntado.

El seleccionador facilitó el equipo después del entrenamiento, una vez que el doctor Delgado le confirmó las ausencias seguras de Pirri y Cardeñosa; jugarán: Miguel Angel -que se encuentra en un momento espléndido tras sus molestias-, San José, Migueh, Olmo y De la Cruz, en la defensa; Guznián, Leal, Asensi, en el centro de campo, y Dani, Rubén Cano y Rexach, en el ataque. Naturalmente el extremo azulgrana puede convertir el teórico 4-3-3 así citado en el más habitual 44-2.

Con esta alineación se confirma la presencia de San José y De la Cruz en los laterales de la defensa, en perjuicio de Marcelino, y la entrada de Guzmán en el centro del campo. Kubala tiene la intención de que el ya jugador atlético dispute el partido como una prueba decisiva cara a su concurso en Argentina. Aunque sólo están previstos cuatro cambios y el portero, se vestirán los veinte jugadores disponibles, descontados Pirri y Cardeñosa. De esta forma se decidirán sobre la marcha los posibles cambios, pero los más probables también los adelantó Kubala: Biosca entraría por Olmo, en caso de agotamiento, y pasaría Migueli a defensa libre. Quini sustituiría a Leal o Asensi en el centro del campo, y Santillana y Marañón por Cano y Dani. También podría quedarse fuera Rexach, y la delantera en la segunda parte sería Dani, Santillana y Marañón.

En cuanto a Uruguay, el pesimismo es general por la situación fútbolística en estos momentos. Aparte de la humillante eliminación del Mundial ante Bolivia y Venezuela, los últimos resultados tampoco indican que el fútbol celeste pueda levantar cabeza. La selección empató a cero con Argentina en Mar del Plata, y luego perdió por un rotundo 3-0 en el campo del Boca Juniors, el pasado 25 de abril. El equipo puso coraje y garra, pero mostró una inoperancia ya endémica. El peligro para España, pues, estará sólo en la posible dureza, aunque el seleccionador, Bagnulo, ha declarado ya que no deben tener miedo Kubala y sus muchachos. Seis hombres que perdieron contra los argentinos jugarán hoy, y cinco son del Peñarol, que también ha fracasado en una reciente gira por Celombia. El problema uruguayo es también la fata de coordinación que existe en todos los estamentos futbolísticos.

El partido será televisado en directo a partir de las doce de la noche, hora española, la más temprana en que está disponible el satélite cle rigor. La transmisión costará a RTVE dos millones y medio de mesetas, aunque en principio se le pedía uno más. Las entradas en el histórico estadio Centenario, donde no es seguro que haya lleno, pese a la numerosísima colonia española de aquí, oscilan entre las baratísimas, de 45 pesetas, y los palcos de poco más de-ochocientas.

El partido de hoy será el cuarto del historial entre ambos países y primero que se juega en tierras uruguayas. En los anteriores se registraron dos empates, en Brasil, Mundial del 50 (2-2) y La Coruña, preparación para el del 66 en Inglaterra (1-1) y una victoria (2-0) en el Manzanares, homenaje a Isacio Calleja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de mayo de 1978

Más información

  • El partido será televisado en directo a las doce de la noche