Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UCD no ha pedido dinero a Alemania para crear su sindicato

Unión de Centro Democrático no ha solicitado ningún tipo de ayuda económica a la Democracia Cristiana de Alemania Federal, ni a la fundación Konrad Adenauer, para promover un sindicato, según declaró ayer a EL PAIS Arturo Moya, secretario para Asuntos Socioeconómicos del partido del Gobierno.

Fuentes de la fundación Konrad Adenauer, organismo democristiano alemán, cuyo principal objetivo es coadyuvar a la extensión del espíritu conservador del partido matriz en los países en desarrollo, informaron al corresponsal de este diario en Bonn (véase EL PAIS de ayer) que «la Democracia Cristiana alemana había decidido no apoyar económicamente la iniciativa sindicalista de la UCD española, tras haber realizado un amplio estudio sobre las perspectivas de este partido dentro de los sectores trabajadores». Las citadas fuentes daban cuenta también de las gestiones realizadas cerca de la fundación por dirigentes de UCD, en enero y marzo pasados, e indicaron que para presidir el citado sindicato español habían propuesto al señor Berlanga Pertusa, de la Confederación Española de Cajas de Ahorro.El responsable de asuntos socioeconómicos de UCD, tras insistir en que no había habido tal solicitud de su partido, manifestó que era probable que las citadas gestiones se hubieran llevado a cabo por «Humanismo y Democracia», filial española de la Fundación Konrad Adenauer, en la que se encuentran democristianos españoles integrados en el seno de UCD (Fernando Abril, Rafael Arias, Alvarez de Miranda y Víctor Carrascal). Tal vez pretendieran un sindicato confesional -manifestó-, que yo respeto, están en su derecho, pero que no tiene nada que ver con UCD. El partido del Gobierno ha solicitado ayuda a la Fundación Konrad Adenauer, admitió, pero no en materia sindical, sino electoral y hace bastantes meses.

Unión de Centro Democrático acordó crear una Fundación de Estudios Sociales, cuya presidencia yo ostento -manifestó el señor Moya-, que tendrá la finalidad de analizar y estudiar todo el espacio sindical que no está ocupado por las centrales marxistas, así como alentar y apoyar a los citados sectores para que puedan ejercer las libertadas formales y las conviertan en reales. No se trata de crear un sindicato, eso no es función de una fundación -añadió-. Se trata de elaborar estudios y proyectos, promover recursos y asesorar a sectores trabajadores no marxistas en materia sindical. La fundación ucedista está todavía sobre el papel, en proyecto, y en su momento, cuando quede realmente constituida, se anunciará oportunamente a la prensa, según dijo el señor Moya.Sobre este tema, y al margen de las declaraciones del responsable ucedista a este diario, un portavoz de Unión de Centro Democrático de Madrid-Región informó a la agencia Europa Press que representantes de más de una decena de asociaciones de la pequeña y mediana empresa, entre las que se encuentran Sercorbe y Cepyme, que agrupan a más de 28.000 empresarios, han solicitado al partido del Gobierno que propiciara una central sindical afín a los postulados de UCD. La solicitud tuvo lugar en el transcurso de una entrevista entre representantes de las citadas patronales y los parlamentarios de UCD en la Comisión de Trabajo, propiciada por la secretaría de Relaciones con las Empresas de la organización madrileña del citado partido, en la que se trató la actual problemática patronal y laboral en nuestro país.

En repetidas ocasiones las centrales sindicales han acusado a UCD de intentar fomentar un sindicalismo desclasado y amarillo, aprovechando formaciones surgidas del verticalismo. La preocupación de UCD por el tema sindical ha trascendido en numerosas ocasiones, en declaraciones de miembros cualificados, aunque los intentos de crear una central propia no han fructificado hasta el momento, y las declaraciones oficiales del partido del Gobierno se han circunscrito al apoyo del sindicalismo no marxista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de mayo de 1978

Más información

  • La petición habría sido hecha por sectores democristianos del partido del Gobierno, según Arturo Moya