Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos heridos en el atraco a una tienda de electrodomésticos

Un herido muy grave y otro leve, con un fuerte golpe en la cabeza, fue el resultado del intento de atraco perpetrado hacia las diez de la mañana de ayer en una tienda de electrodomésticos situada en la calle de Jorge Juan, 75.

Los dos atracadores, uno alto y rubio y el otro moreno y de mediana estatura, ambos jóvenes, entraron al establecimiento armados con pistolas y ordenaron al propietario, Carlos Vives, y al encargado, Francisco Ballester, que les entregaran todo el dinero que tuvieran. Tras la oposición de éstos, los atracadores dispararon contra el dueño y dieron con la culata de una de las armas en la cabeza del encargado, para huir inmediatamente después, andando, por la calle de Lope de Rueda.Los dos heridos fueron trasladados a la Ciudad Sanitaria Provincial Francisco Franco, donde el parte facultativo facilitado ayer decía que el señor Ballester sufre traumatismo craneal y que se le estaban realizando diferentes pruebas y revisiones para determinar su gravedad, mientras que Carlos Vives presentaba heridas por arma de fuego en el abdomen y el pronóstico era muy grave.

Un miembro de la banda de «El Jaro», muy grave

Saturnino Romero Llamas, de diecisiete años, miembro de la banda de El Jaro, resultó herido de pronóstico muy grave al recibir un balazo en la cabeza disparado por la policía cuando ésta sorprendió a varios delincuentes robando en un garaje.

Según una nota oficial de la policía, durante la noche del domingo varios jóvenes perpetraron dos robos en garajes. En el segundo, la dotación de un coche patrulla dio el alto al coche de los delincuentes y éstos lanzaron su vehículo contra el policial. Los disparos de la policía para repeler la agresión alcanzaron a Saturnino Romero. El vigilante de este garaje, Francisco Tercero, fue asistido de heridas de pronóstico leve.

Sobre la medianoche, un poco antes de los hechos referidos y que ocurrieron en la calle de la Santísima Trinidad, número 28, los delincuentes habían entrado en el garaje de la calle de La Coruña, número 2. Al parecer eran cinco, dos de ellos, mujeres, y se armaban de pistola y dos navajas. El guarda, Alejandro de Lago García, recibió heridas de pronóstico reservado. Los atraca dores revolvieron los cajones de la oficina en busca de dinero y luego se fugaron con un R-12 allí estacionado, matrícula M-5515-CH.

Avisada la policía, localizó el coche robado en el garaje aludido en primer lugar. Además del herido fueron más tarde detenidos dos de sus acompañantes, Mercedes Valle García, de dieciocho años, y Valentín Segura Martín, de diecinueve años. Logró huir G. S. M., El Guille, de quince años, considerado como uno de los lugartenientes de El Jaro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de marzo de 1978