Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gente

Jean Paul Belmondo,

actor francés de cine, se encontró ayer con la desagradable sorpresa de ver destruido por un incendio su coche, que había dejado aparcado en una céntrica avenida de París. El incendiario intentó forzar una de las puertas sin conseguirlo, por lo que seguidamente rompió una de las ventanillas del auto. Tras verter una abundante cantidad de gasolina, el desconocido le prendió fuego. Se ignora si se trata de un gesto de violencia contra Belmondo, o si el incendiario ignoraba que el automóvil era propiedad del actor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de marzo de 1978