Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escasa participación en las elecciones legislativas colombianas

La abstención ha sido, como se esperaba, la nota predominante en las elecciones legislativas que se celebraron en Colombia el pasado domingo. De los 12.300.000 personas capacitadas para votar, parece que solamente han acudido a las urnas 4.500.000. En Colombia no es obligatorio el voto.

Las primeras cifras conocidas sobre el resultado de los comicios, que aún no son oficiales, parecen dar ventaja al Partido Liberal, actualmente en el poder, aunque con una escasa diferencia, de alrededor del 8 %, sobre sus rivales del Partido Conservador.

Las elecciones legislativas colombianas tenían un doble interés: por un lado, comprobar si el desgaste del Gobierno de López Michelsen era lo suficientemente fuerte como para hacer variar las tendencias del electorado hacia el Partido Conservador, este hecho parece que no se ha producido. Y el segundo aspecto relevante era que los comicios iban a servir de elecciones primarias en el Partido Liberal para saber cuál de los tres candidatos en pugna representaría al partido en las elecciones presidenciales de junio.

Los primeros resultados parecen indicar que Julio César Turbay Ayala, ex ministro de Asuntos Exteriores, aventaja a su principal oponente, el ex presidente Carlos Lleras Restrepo. El Partido Liberal prometió dar a conocer oficialmente el nombre del candidato presidencial una vez finalizados los escrutinios.

A pesar de que las dos semanas antes de la celebración de las elecciones se habían caracterizado por un súbito incremento del clima de violencia que desde hace meses vive Colombia, las votaciones se realizaron sin graves incidentes. La policía y el ejército, que se hicieron ostensibles en las calles de las principales ciudades colombianas, controlaron cualquier intento de alterar el orden.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de febrero de 1978

Más información

  • Sólo una tercera parte del electorado votó