Los liberales apoyarán a Callaghan hasta el verano

Los casi 2.000 delegados del Partido Liberal británico reunidos ayer en la ciudad de Blackpool decidieron por abrumadora mayoría prolongar hasta el verano el pacto que les une al Partido Laborista y permite gobernar al señor Callaghan. En las horas previas a esta asamblea especial se daba ya como seguro el respaldo liberal a David Steel, líder del partido, quien había anunciado su intención de dimitir si se decidía el fin inmediato del acuerdo parlamentario.

El texto de la resolución votada considera que con la aprobación del presupuesto por el Parlamento en junio próximo, el pacto entre liberales y laboristas, que tiene diez meses de vida, habrá conseguido su propósito inmediato en beneficio del país y que toca entonces al jefe del partido decidir el momento más conveniente para ponerlo fin. A partir de ese instante, la tercera formación política británica se dedicará a elaborar su estrategia para las próximas elecciones generales, que podrían desarrollarse en otoño de este año.

La decisión tomada en Blackpool parece la última razonable para el partido de David Steel. Un balance provisional muestra que, salvo en términos estrictos de publicidad, su pacto con el Gobierno no ha reportado a los liberales ninguna otra ventaja.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 21 de enero de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50