Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estudiante muerto por disparos de la Guardia Civil en Tenerife

Javier Fernández Quesada, estudiante de Biológicas, resultó muerto a primeras horas de la tarde de ayer en el vestíbulo de la Universidad de La Laguna (Tenerife), por disparos de la Guardia Civil, durante los incidentes que acompañaron a la jornada de huelga general convocada por los Sindicatos Unitarios y la Confederación de Trabajadores Canarios. A unos ochocientos metros de dicho lugar, y en circunstancias no bien especificadas, resultó también herido, por disparo de arma de fuego, Fernando Jaesuria Martín, estudiante de Medicina. Tenerife vivía anoche un ambiente de fuerte tensión, con la ciudad tomada por la fuerza pública.

El suceso que costó la vida al estudiante permanecía aún confuso a medianoche, e incluso existían dudas sobre su identificación. Según las informaciones transmitidas por nuestros corresponsales en Tenerife y Las Palmas, Enrique Rey Pitti y Diego Talavera, a partir de la celebración de una asamblea de estudiantes en la Universidad de La Laguna, grupos de universitarios salieron en manifestación. Hacia las tres de la tarde (cuatro, hora peninsular) arreciaron los enfrentamientos con la Policía Armada, que pidió ayuda a la Guardia Civil.Fuerzas de este último cuerpo, situadas junto al campus de la Universidad, dispararon contra la puerta de entrada a la misma. Cayó entonces mortalmente herido uno de los estudiantes que había buscado refugio en el vestíbulo del recinto académico, mientras a cierta distancia de este lugar -según parece- resultó herido el otro muchacho.

De acuerdo con una nota facilitada por el Gobierno Civil de Tenerife, los hechos ocurrieron tras la ocupación de terrenos de la Universidad y vías próximas por los manifestantes, que hicieron barricadas y arrojaron objetos contundentes y piedras contra la Policía Armada. Esta repelió los intentos de acercarse a un camión cisterna cargado de combustible, al que «elementos agresores» -en expresión del Gobierno Civil- habían pinchado las ruedas, inmovilizando el vehículo, con el consiguiente peligro de incendio y explosión. Sobre las tres de la tarde abandonó la zona el destacamento de la Policía Armada, y «un grupo considerable de individuos -dice textualmente el Gobierno Civil- se dirigió agresivamente hacia la zona en que estaban las fuerzas de la Guardia Civil, las que, al ser agredidas, y para disolver a los atacantes, efectuaron disparos al aire estando situadas en la zona inmediata a la Universidad, entre su recinto y la autopista, y sobre la carretera inmediata de servicio».

La nota del citado organismo no relaciona directamente los disparos y la muerte del estudiante, y se limita a constatar que sobre las 15.30 se comunicó al Gobierno Civil que una persona había resultado herida por bala en la Universidad y que las fuerzas de la Guardia Civil le trasladaron al hospital general, donde ingresó cadáver.

Pasa a la página 44

La huelga fue seguida parcialmente

Un muerto y numerosas detenciones en la huelga general de Tenerife

Los incidentes de Tenerife se circunscriben en el marco de los enfrentamientos ocurridos con motivo del llamamiento a la huelga general realizado por algunas organizaciones sindicales, entre las que no figuraban UGT ni Comisiones Obreras. El llamamiento al paro total no tuvo amplio eco, aunque el puerto de Santa Cruz de Tenerife quedó paralizado desde primera hora de la mañana como consecuencia del llamamiento formulado por los sindicatos unitarios y la Confederación Canaria de Trabajadores, sindicato este último al que se atribuye un contenido político de matiz separatista. En otros sectores de la producción, como la Caja de Ahorros de Tenerife, la actividad también fue nula.Diversos piquetes de estudiantes recorrieron las calles intentando el cierre de los comercios, pero la actividad comercial en la ciudad de Santa Cruz de Tenerife fue prácticamente normal durante la mañana. Un enfrentamiento con la policía tuvo lugar ya en esas horas, cuando un grupo de huelguistas arrojaron un cóctel molotov contra un autobús celular de la policía durante un intento de cortar el tráfico en la carretera que une la capital tinerfeña con el norte de la isla.

Los motivos de la huelga general convocada ayer por las organizaciones antedichas eran protestar por el grado de deterioro laboral existente en la isla -huelga de transportes que dura ya dos meses; huelga de los empleados del tabaco, y huelga de los trabajadores del frío industrial-. Comisiones Obreras y UGT hicieron saber a la población que si bien éllas apoyan la lucha de estos trabajadores, no estaban dispuestas a participar en un intento de, huelga general.

Anoche, La Laguna y Tenerife estaban tomadas por las fuerzas de orden público, dotadas de abundante material antidisturbios. Distintos sectores laborales celebraron una asamblea de urgencia mientras eran colocadas velas y claveles en el lugar donde cayó mortalmente herido el infortunado estudiante. Durante la jornada de ayer fueron practicadas numerosas detenciones.

Tanto la Universidad de La Laguna como la Complutense de Madrid y la Autónoma de Bilbao han anunciado la suspensión de sus actividades académicas para el día de hoy. El ministro de Educación y Ciencia calificó los sucesos de Tenerife como «extremadamente tristes», pero insistió en que se trataba de un tema de orden público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de diciembre de 1977

Más información