Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Semana sobre problemas del minusválido

La «Semana de mentalización de la problemática del minusválido», que se celebra estos días en Madrid, organizada por Auxilia, sociedad de protección al disminuido, coincide con un momento clave en la lucha de los minusválidos para su integración social. Los acuerdos adoptados por la comisión interministerial el pasado día 17 representan un primer paso hacia la participación de los disminuidos físicos y síquicos en la gestión del SEREM, servicio social del que son beneficiarios.

La comisión interministerial para la integración social del minusválido se formó en 1974 por orden ministerial, pero desde 1975 no se había reunido. Ante el encierro de un grupo de minusválidos en el gabinete provincial del SEREM en Barcelona, que culminaba una serie de expresiones de protesta por parte de éstos, el ministro de Sanidad, señor Sánchez de León, convocó la comisión para estudiar las posibles soluciones a la problemática del disminuido físico y síquico.En la reunión de la comisión, que se celebró el pasado día 17, se acordó ampliar el número de sus componentes respetando los nombramientos anteriores y crear una nueva comisión permanente de composición paritaria constituida por cuatro representantes de designación oficial y cuatro de los beneficiarlos.

Asimismo, se decidió formar el consejo de administración del SEREM, primer órgano de gestión de un servicio social en el que tendrán participación los beneficiarios. El consejo lo integran nueve representantes oficiales y nueve de los beneficiarios. Antes del 30 de este mes estarán elaboradas las listas de los representantes de los beneficiarios

Por otra parte, la comisión interministerial se congregó antes del 20 de diciembre para examinar las medidas que se han adoptado con respecto a la situaciónde los minusválidos desde la fecha en que se constituyó. También se hará una relación de las nuevas medidas a adoptar teniendo en cuenta las reivindicaciones que desde hace tiempo plantean los minusválidos.

Estas reivindicaciones se concretan en tres puntos:

- Inclusión inmediata de todos los minusválidos en la Seguridad Social.

- Trabajo digno y adecuado para todos.

- En caso de no cumplirse el punto anterior, seguro de paro igual al salario mínimo interprofesional, que confirme la condición del minusválido como trabajador en paro.

Actualmente menos del 10 % de los disminuidos físicos que existen en España, que representan en total el 3,7 % de la población, ejercen una actividad profesional remunerada. El establecimiento de empresas con talleres protegidos y de centros de formación para las personas afectadas por algún tipo de minusvalía es la forma más viable de paliar este problema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de noviembre de 1977

Más información

  • Otro paso hacia la integración social del disminuido