Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anselmo López propugna la independencia absoluta del COE

Anselmo López, secretario general del COE (Comité Olímpico Español), presentó ayer a los medios informativos la moción que tiene ,intención de elevar a la próxima Asamblea del Deporte de los días 15, 16 y 17 de diciembre. Se englobará dentro de la ponencia número uno, que versa sobre la estructura del deporte y que, precisamente, preside el actual director del Consejo Superior, Benito Castejón.Como punto fundamental de su plan, expuesto a nivel estrictamente personal y sin ánimo de críticas, sólo como su ideal de acción en el deporte español, está la independencia absoluta del Comité Olímpico Español. Este, revitalizado y con personalidad jurídica propia -hasta ahora sólo ha vegetado, en su opinión-, pasaría a ser el rector de los deportes de compe tición y formativos, así como de las instalaciones y los bienes deportivos. A fin de cuentas, es el único organismo reconocido internacionalmente. El Consejo Superior de Deportes actual se quedaría con todo lo relativo a la enseñanza técnica, medicina deportiva, mu tualidad, deporte para todos y pro moción general; es decir, con la parte «adminístrativa» del deporte, pues el Consejo seguiría dependiendo del Ministerio. El COE, en cambio, siguiendo por fin las normas del Comité Olímpico Internacional, sería un organismo al margen del Estado.

En cuanto a financiación, habría una clara diferencia. El COE percibiría directamente los derechos económicos que la ley de Educación Física atribuida a la extinguida DND, es decir, el 22 % del dinero de las quinielas, sin pasar por otros trámites admínísi rativos. El CSD tendría su presupuesto dentro de los generales del Estado.

Se trata de daral COE la importancia que nunca ha tenido. Cuando se empieza actualmente de forma conjúnta con el CSD no pasan ni cinco minutos hasta que todo el tema se centra en este último. Anselmo López, dentro del pesimismo general, aún es optimista y se siente obligado, sin protagonismos personales, a presentar este plan.

Al margen de la independencia, en su plan se propugna la unidad de acción y la consideración especial como células básicas a los clubs y las federaciones. En el deporte escolar -eminentemente formativo-, el punto primordial estriba en promover la creación de clubs en los centros escoláres, con ayudas inversas a la capacidad económica de dichos centros. En cuanto al deporte universitario y laboral, algo parecido, dentro de distritos y zonas, siempre con los clubs inscritos en las respectivas federaciones. Ni debe haber ya Juegos Nacionales Escolares, por su inarcado carácter exhíbicionista -sólo locales- y se suprimirá la Federación del Deporte Universitario.

Para todo ello, naturalmente -siendo deseable la unidad de dirección, al menos, con alguien como Benito Castejón-, tanfo el COE como el CSD tendrían que modificar sus estructuras o estatutos, con cinco subdirecciones y cuatro, respectivamente. Los miembros del COE seguirían siendo de carácter honorífico y en su seno se admitirían igualmente las federaciones no olímpicas, como sucede en otros países.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de noviembre de 1977

Más información

  • Presentará un plan estructural a la asamblea de diciembre