Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Audaz golpe de mano de la guerrilla nicaragüense

Tres altos jefes militares nicaragüenses y un indeterminado número de soldados murieron en la noche del jueves en los enfrentamientos con guerrilleros del Frente Sandinista de Liberación, que lanzaron varios ataques coordinados a poblaciones cercanas a la frontera con Costa Rica, en el sur del país. Según informaciones recogidas en Caracas procedentes de la capital costarricense, los ataques formaban parte de un plan muy amplio para derrocar al presidente Anastasio Somoza, miembro de una familia que gobierna dictatorialmente en Nicaragua, desde hace más de treinta años.

MÁS INFORMACIÓN

El lugar de los enfrentamientos más duros fue el poblado de San Carlos, muy próximo a la frontera costarricense. Los guerrilleros, que procedían de dicho país, consiguieron tomar el cuartel de la Guardia Nacional que contaba con unos cien soldados.Al conocerse las primeras noticias sobre el ataque, el Gobierno de Anastasio Somoza envió a la región efectivos de la Guardia nacional, con apoyo de aviones y helicópteros, y lograron recuperar el cuartel ocupado después de seis horas de combates.

La mayoría de los guerrilleros atacantes, encabezados por el «comandante Silvestre», de veinticuatro años, consiguieron huir a Costa Rica o esconderse en zonas selváticas de la frontera entre los dos países.Portavoces del Gobierno de Somoza indicaron ayer que la situación estaba controlada, y reconocieron que otro ataque de parecidas características al de la frontera con Costa Rica se había producido simultáneamente en el norte del país, también en la zona fronteriza con Honduras. Por su parte, el ministro costarricense de Seguridad, afirmó ayer que aviones nicaragüenses ametrallaron y lanzaron algunas bombas en territorio de Costa Rica, contra tres embarcaciones de la Guardia Nacional, en una de las cuales iba el citado ministro. No hubo víctimas.

El ministro declaró que el Gobierno del presidente Oduber había ordenado el cierre de la frontera con Nicaragua y que no permitiría que el territorio de Costa Rica sirviera de base a ningún grupo guerrillero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de octubre de 1977

Más información

  • Costa Rica cierra su frontera