GENTE

Garcilaso de la Vega

puede continuar reposando tranquilo en su tumba cordobesa puesto que el Ayuntamiento de la ciudad andaluza ha desmentido la noticia difundida en Perú sobre el seguro traslado de los restos mortales del inca. Lo cierto del asunto es que el Gobierno peruano desplazó a un enviado especial a Córdoba para tantear dicha posibilidad. La respuesta oficial no dio pie, en ningín caso, al optimismo pro-traslado que parece imperar en las informaciones peruanas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS