Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piden la dimisión del Ayuntamiento de Bilbao

«Por no responde al momento actual, ser de corte fascista y no representar al pueblo», dieciséis partidos políticos, las veintiuna asociaciones de familias y vecinos del gran Bilbao y los Colegios de Arquitectos, Aparejadores e Ingenieros de Vizcaya, han pedido la dimisión del Ayuntamiento bilbaíno y su sustitución por una comisión gestora.La decisión partió de una reunión celebrada a última hora del miércoles en el Colegio de Arquitectos de Bilbao. Era una primera sesión de trabajo, y en ella además de solicitarse la dimisión de la corporación comenzó a estudiarse la posible constitución de una comisión gestora. No quedó finalmente muy claro quiénes serán sus integrantes, probablemente representantes de partidos políticos y asociaciones de vecinos al 50%.

Estuvieron presentes en la reunión los partidos Acción Nacionalista Vasca, Euskal Comunista, EKA (Partido Carlista), MC, ESB (Partido Socialista Vasco), ESEI (Convergencia Socialista Vasca), HASI (Partido Socialista Revolucionario de Euskadi), LAIA (Partido de los Trabajadores Revolucionarios Patriotas), Liga Comunista, LKI (LCR-ETA VI), OIC (Organización de Izquierda Comunista), ORT, PC, PSOE histórico y PT. Asistió un observador del PSOEy faltaron a la cita PNV, Unión de Centro Democrático y Alianza Popular, que junto con representantes del PSOE habían mantenido conversaciones con el alcalde de Bilbao aquella misma tarde. A pesar de la solicitud de algunos partidos de información sobre la entrevista, aquélla no llegó a los reunidos. Tampoco asistieron, a la reunión EIA (Partido para la Revolución del Pueblo Vasco), Democracia Cristiana Vasca, Eusko Socialistak y PSP.

En esta primera sesión con junta de políticos, vecinos y profesionales del gran Bilbao, la coordinadora de asociaciones presentó una propuesta para paralizar las obras más impopulares hasta la celebración de las elecciones municipales, la realización urgente de las necesidades más imperiosas reivindicadas por las asociaciones y la clarificación de las irregularidades de la gestión municipal actual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de julio de 1977