Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el fundador del Partido Social Liberal Andaluz

«Estoy en contra de una autonomía otorgada, de segunda división, para Andalucía», ha dicho el historiador Manuel Ruiz Lagos, preguntado por EL PAIS acerca de las razones de su dimisión como miembro del Partido Social Liberal Andaluz que dirige el nuevo ministro de Relaciones con las Regiones, Manuel Clavero. Ruiz Lago fue uno de los fundadores del PSLA y formaba parte de su comité regional.El dimitido, que se autodefine como hombre de talante liberal y acción socialdemócrata, estima que la UCID ha dejado de ser de centro para convertirse en una opción ideológica y política de derecha. Por ello, el Partido Social Liberal Andaluz no debería, en su opinión, integrarse en su seno aceptando ser dirigido desde Madrid y traspasando así los límites de un simple pacto electoral, que era lo que se había acordado en principio.

Por otra parte, Manuel Ruiz Lagos, catedrático de instituto y especialista en historia de Andalucía, se manifiesta partidario de un estado regional andaluz y no de una autonomía concedida que, a su juicio, sería del mismo tipo que la que tendrá el propio PSLA dentro del Centro. Finalmente, ha expresado su intención de continuar luchando por los ideales autonomistas de Blas Infante.

Integración de partidos

Por otra parte, no ha causado sorpresa en los medios políticos andaluces bien informados, el anuncio de los contactos que viene manteniendo el Partido Socialista de Andalucía con el PCE, con vistas a una posible integración en el mismo. Desde las elecciones, diversos militantes cualificados del PSA, que formó coalición con el PSP, han venido expresando la conveniencia de estas negociaciones, que ahora han saltado a la luz.Se sabe que Alejandro Rojas Marco, miembro de la secretaría general del PSA, ha contactado con el dirigente comunista sevillano Fernando Soto, aunque la única noticia real es que el líder socialista se ha trasladado a Madrid, para entrevistarse con Santiago Carrillo, lo que no deja de llamar la atención dado el carácter acentuadamente regionalista del PSA y la existencia de un comité regional del PCE en Andalucía.

Por el momento, ambas partes mantienen una lógica actitud de discreción, aunque en fuentes oficiosas del PCE se manifiesta una postura claramente preventiva frente a cualquier negociación tendente a cambiar sus siglas, lo que, a su juicio, iría en contra de la propia concepción del regionalismo andaluz y del partido político que los comunistas mantienen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de julio de 1977

Más información

  • Al día siguiente del nombramiento del ministro de Asuntos Regionales