Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Salamanca declara persona no grata a un concejal

Rafael González Cobos, concejal del Ayuntamiento de Salamanca ha sido declarado persona non grata por el propio pleno municipal. El edil había presentado con anterioridad una serie de ruegos en uno de los cuales solicitaba la dimisión del alcalde. El señor González Cobos ha sido en los últimos años el miembro de la Corporación que más se ha caracterizado por su apoyo a las reivindicaciones de carácter ciudadano.

El concejal censurado había abandonado con anterioridad la sesión municipal al prohibir el alcalde el acceso al salón de sesiones a un nutrido grupo de personas que la policía municipal interceptaba a las puertas de la Casa Consistorial. Cuando el señor González Cobos abandonó el pleno aquellas solicitaron a voces la dimisión del alcalde.

En los ruegos formulados por el citado concejal figuraban, en primer lugar, la dimisión del alcalde fundamentada en la inexcusable negligencia del Ayuntamiento en la contaminación del agua de Salamanca, y en las represalias adoptadas contra un funcionario municipal, presidente, al mismo tiempo de la asociación de familias del barrio de Chamberí.

El señor González Cobos requería asimismo la dimisión del concejal delegado del servicio de aguas y el cese preventivo del interventor y del ingeniero encargado del mismo servicio.

Nombramiento

Tras la lectura de los ruegos, la sesión plenaria del Ayuntamiento adquirió tintes borrascosos. Varios concejales pidieron el uso de la palabra para acusar -cuando no insultar- al edil ausente, cuyo proceder suscitaba según otro «repugnancia, indignación y asco».El alcalde manifestó que no iba a dimitir porque un concejal se lo pidiera y que acababa de renunciar a una candidatura para el Senado pues consideraba que desentenderse de la política es un egoísmo, pero meterse demasiado en ella -el señor González Cobos encabeza la candidatura al Congreso por el Partido Socialista Popular- «es una majadería». La propuesta de declarar al concejal persona «non grata» acompañada de un voto de censura fue aprobada por diecisiete votos contra tres, correspondientes éstos a los ediles que se habían opuesto a juzgar la actuación del señor González Cobos en tanto no se encontrara presente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de mayo de 1977

Más información

  • Solicitó la dimisión del alcalde