Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duelo multitudinario en el entierro de los doce escolares

Más de 12.000 personas han asistido a las honras fúnebres y al entierro de los doce niños y el conductor del vehículo muertos al caer por un terraplén el autobús de transporte escolar que los llevaba a un colegio nacional de A Rúa (Orense). Bajo un tremendo calor han llegado multitud de personas de la comarca, y provincias de Orense y León, atestando las carreteras que comunican a los pueblos en que residían los escolares fallecidos, hasta el punto dé qué era prácticamente imposible circular por ellas.

La muchedumbre se desplazó a pie para asistir a los tres funerales programados.A las cinco de la tarde en San Miguel de Otero, de donde eran cinco de los niños; a las siete en Villamartín de Valdeorras, lugar de residencia de los siete restantes, y a las ocho y media en el Barco de Valdeorras, donde vivía el conductor del autobús. Desde las cuatro de la tarde las carreteras de acceso a San Miguel de Otero estaban atestadas por el gentío.

A los actos fúnebres asistió el director general de EGB en representación del ministro de Educación, el gobernador civil de Orense, Juan Manuel Blanco, que ostentaba la represeeentación del ministro de la Gobernación y autoridades provinciales y locales. Estaba también presente el secretario general del Partido Comunista Gallego, Santiago Alvarez, oriundo de la comarca.

Poco antes de las cinco fueron sacados en hombros, por soldados de las tropas de socorro de la Cruz Roja, los cinco féretros de los distintos domicilios que se dirigieron por varios caminos hacia una finca en la que se celebró al aire libre el funeral, concelebrado por trece sacerdotes, presidido por el secretario de Cámara y Gobierno del obispado de Astorga, diócesis a la que pertenece la comarca, quien ostentaba la representación del obispo que asistía ayer viernes a la reunión de la Conferencia Episcopal.

Al final de la ceremonia fúnebre se dio cuenta de los numerosísimos telegramas llegados a la parroquia y alcaldía de Villamartín de Valdeorras, de condolencia por el tris te suceso. Al Gobierno Civil de Orense llegaron también telegramas de los Reyes, presidente del Consejo dé Regencia, presidente del Gobierno y ministros de Educación y Gobernación, entre otros. Los féretros, uno de ellos negro al haberse agotado todos los de color blanco en la zona, fueron transportados nuevamente a hombros al cementerio parroquial por tropas de la Cruz Roja.

A continuación la muchedumbre se dirigió en su mayoría a pie desde San Miguel de Otero hasta Villamartín de Valdeorras, a uno dos kilómetros y medio de distancia, donde se celebró el funeral por los siete niños restantes. Se instalaron en ambas localidades, así como en el Barco de Valdeorras, donde se celebró el funeral por el conductor del coche, puestos de socorro en previsión de posibles lncidentes por el calor y las mismas características de los actos.

Tres de los niños heridos continuaban ayer miércoles inspirando seria preocupación, dos de ello están internados en la Residencia Sanitaria de Ponferrada, y uno en la de Orense. En Ponferrada cuatro escolares en total permanecían en la unidad de cuidados intensivos y solamente uno en la de Orense. Los restantes escolares heridos, dentro de su gravedad, evolucionaban favorablemente.

Por otra parte, la sala de Gobierno de la Audiencia Territorial de La Coruña nombró juez especial para, el sumario instruido a consecuencia del accidente al magistrado juez del Juzgado de Instrucción número 1 de Orense.

Dos manifestaciones estudiantiles tuvieron lugar en la capital de la provincia, una por la mañana, protagonizada por alumnas del Instituto Femenino de la ciudad, y otra por la tarde realizada por estudiantes de diversos centros. Ambas consistieron en marchasen silencio por las calles de la ciudad con concentración ante la Delegación Provincial de Educación y Ciencia.

En el Instituto femenino y Escuela Universitaria de EGB de Orense se declaró la jornada como día de luto. En el priniero de los centros citados se celebrará en la mañana de hoy jueves un funeral Alumnos de la Escuela Universitaria alquilaron un autocar para asistir a los funerales en Valdeorras, donde llegaron también autobuses de otros centros de enseñanza de las provincias de Orense y León. Doscientos alumnos del Instituto de Enseñanza Media y Escuela de Maestría de Barco de Valdeorras cubrieron la distancia entre dicha villa y Villamartin, unos ocho kilómetros, a pie, en protesta también por las condiciones del transporte escolar, tema que, junto con la forma de llevar a cabo la concentración escolar en la provincia de Orense, era ayer el centro de todos los comentarios y temas de los. numerosos comunicados de condolencia y protesta de partidos políticos y entidades diversas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de abril de 1977

Más información

  • Protestas en Orense por las deficiencias del transporte