Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se dan grandes facilidades para la victoria de las fuerzas conservadoras

La ley Electoral española tiende a la creación de mayorías parlamentarias por medio de una serie de mecanismos que, en la práctica, desfiguran el principio de que la elección del Congreso se inspirará en criterios de representación proporcional y que el voto de todos los españoles será igual. Esta es una de las deducciones obtenidas en las primeras sesiones de trabajo del seminario sobre técnicas electorales para periodistas que está desarrollándose en el Centro de Investigación y Técnicas Políticas (Citep).A partir de una ponencia del profesor Dieter Nohlen, catedrático de la Universidad de Heidelberg, sobre la ley Electoral española, se ha observado el efecto que causa el juego de tres diferentes mecanismos:

- Una fuerte desigualdad en la relación población/escaños en favor de las provincias menos pobladas. Así, el número de habitantes por cada diputado en Soria es de 33.474, mientras en Barcelona esa cifra se eleva a 137.456, y en Madrid a 141.256. Eso quiere decir, entre otras cosas, que queda conculcado el principio de voto igual.

- Una coincidencia entre distritos electorales de tamaño pequeno y mediano con las provincias menos pobladas. Al haberse equiparado la provincia a la categoría de distrito electoral, y puesto que la Sistemática electoral determina que la proporcionalidad disminuye cuanto más pequeño es un distrito, se obtiene que hay veintiocho distritos -treinta, si se cuentan Ceuta y Melilla- con menos de cinco diputados.

- Un probable predominio de los grupos conservadores en esa España menos poblada a la que se prima de manera notable a la hora del reparto de escaños.

Según los cálculos del profesor Nohlen, partidos con una votación del 40% a nivel nacional, podrían llegar a obtener un 50% de los escaños del Congreso; a su vez, partidos con una votación del 1.5 % podrían quedar reducidos a un 1 % de los escaños en litigio.

«Los partidos o coaliciones de partidos conservadores o de centro -afirma el profesor Nohlen- pueden ganar la mayoría de los escaños en los distritos pequeños con pocas posibilidades de la izquierda, y probablemente del centro-izquierda, de participar allí en el reparto de los escaños, mientras que en los distritos grandes todos los grupos políticos tienen iguales posibilidades de alcanzar escaños, porque en esos distritos rige una proporcionalidad casi exacta entre votos y escaños.»

Como consecuencia de todo ello, el profesor, Nohlen pronosticó una victoria electoral de las fuerzas conservadoras en las elecciones al Congreso, lo que, unida al hecho de que la aprobación de una reforma constitucional requiere la reunión conjunta de esta Cámara con el Senado, podría permitir a una sola fuerza disponer de una enorme y decisiva mayoría.

A las ocho de está tarde, en el hotel Castellana, el profesor Nohlen y el señor Viansson-Ponté -subdirector de Le Monde- ofrecerán una sesión pública de este cursillo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de abril de 1977

Más información

  • Consecuencia de la ley Electoral, según el profesor Nohlen