Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antonio Durán y diez presos vascos, en libertad

Ayer salió del hospital penitenciario de Carabanchel (Madrid) uno de los implicados en el asesinato del presidente del Gobierno, señor Carrero Blanco, beneficiándose del decreto de amnistía recientemente decretado por el Gobierno. Antonio Durán abandonó Carabanchel a las seis de la tarde. También ayer fueron excarcelados diez presos políticos vascos —seis de ellos, pertenecientes a LCR-ETA VI— y el resto, a ETA, quienes salieron de las cárceles de Cáceres, Córdoba, Puerto de Santa María y Zamora.

Antonio Durán, de 39 años, casado (su esposa permaneció diecisiete meses detenida en relación con el sumario de la calle del Correo y posteriormente liberada sin ninguna responsabilidad), padre de dos hijas, rectificador de profesión, fue detenido en septiembre de 1974, acusado de haber participado en la explosión de la calle del Correo. Una vez en prisión, fue procesado también por el atentado del almirante Carrero. La causa sobre la calle del Correo le fue sobreseída y continuaba en prisión por el proceso del asesinato de Carrero. Tras su detención, pasó dos meses incomunicado y otro aislado.

Liberación de diez presos vascos

La liberación de siete militantes de LCR-ETA VI ayer y el inicio hoy de las consultas de los testimonios en la fiscalía de la Audiencia Nacional del sumario 31/69, que corresponde al consejo de Burgos de aquel-año, son las novedades más destacadas de las últimas veinticuatro horas en lo tocante al tema de la amnistía.

Durante la jornada de ayer fueron puestos en libertad diez presos políticos vascos, siete de ellos (Andoni Arrizabalaga, Iñaki García Arrambarri, Andoni Bedialauneta, Iñaki Biar, Patxi Jaka, José Luis Eguireun y José María Ibargutxi) son miembros de LCR-ETA IV. Entre ellos destacan por la importancia de sus condenas Andoni Arrizaba laga, nacido en Ondárroi y de tenido en abril 1969 —con una pena de muerte conmutada— y José María Ibargutxi con una condena pendiente de 46 años.

Por otra parte, los abogados (Iñaki Orbeta, lgnacio Garmendia Otamendi y Juan Manuel Zubimendi) pertenecen a la organización ETA, siendo la condena del primero de ellos —cuarenta años— la más larga.

Para la madrugada de hoy se esperaba que de la prisión bilbaína de Basauri fueran puestos en libertad-tres militantes de la organización PC(r) Partido Comunista Reconstituido, detenidos, el pasado 18 de julio: Pedro Martínez Ibarduya y el matrimonio formado por Josefina García Arambarri y Joaquín Caledo Arcones. Los telegramas de la Audiencia Nacional salieron ayer mismo. El mayor o menor retraso en la liberación de los tres jóvenes citados depende del trámite de la comunicación del juzgado militar al de Basauri.

Por otra parte los abogados que se ocupan del tema parecen estar de acuerdo en afirmar que hoy puede ser un día especialmente decisivo en la evolución favorable de la amnistía. Hoy son presentados a consulta en la fiscalía de la Audiencia Nacional los testimonios del sumario 31/69 que corresponde a uno de los más famosos juicios de Burgos. Se piensa entre los especialistas que el hecho de que los hombres in cursos en este sumario estén más cercanos a la participación en delitos de sangre y sean considerados como «presos importantes» en la historia de la justicia política española va a servir para tomar el pulso al talante presumiblemente amplio de los encargados de conceder el perdón en la Audiencia Nacional. Se considera en estos círculos que la salida de presos de este calibre en este fin de semana o en los primeros días de la próxima abriría definitivamente las puertas a un contingente de presos políticos más delicado, cuya excarcelación significaría la consecución de la amnistía total.

Los presos incursos en el sumario 31/69, que se espera salgan en los próximos días son: Jon Echabe y Enrique Guesalaga (LCR-ETA VI) e lone Dorronsoro (ETA) que cumplen respectivamente en Lérida, Puerto de Santa María y Alcalá de Henares condenas de cincuenta años; Abrisqueta (ETA), con condena de 62 años en Puerto de Santa María; Víctor Arana (ETA) en el hospital de Carabanchel, con setenta años, y dos hombres con' penas de muerte conmutadas e ingresados en la actualidad en la prisión de Córdoba; Mario Onaindia y José María Dorronsoro.

Finaliza la huelga de hambre en la prisión de Cáceres

Los seis presos políticos que se mantenían en huelga de hambre en la prisión de Cáceres desde el pasado 24 de marzo, como protesta por la posible exclusión de la amnistía, han finalizado lama, según informa Europa Press.

Los seis presos son: José Antonio Garmendia Artola, Javier Larena Martínez, Manuel Cañaveras de Gracia, Iñaki Viar Echevarría, Patxi Jaka Aranalde y Juan María Zubimendi Imaz. Estos tres últimos recibieron ayer los telegramas de excarcelación. En un comunicado que facilitaron en el momento de iniciar la huelga, manifestaron que no confiaban en las promesas de futuros indultos particulares para los excluidos de la amnistía.

Dos mil personas recibieron a Bujanda y Montalvo

Alrededor de 2.000 personas acudieron a última hora de la noche del jueves a la estación del Norte de San Sebastián a recibir a José Manuel Bujanda e Iñigo Montalvo, militantes de ETA que abandonaron el mismo jueves la cárcel de Carabanchel, al serles aplicado el decreto de amnistía.

Entre los presentes se encontraban amigos y familiares, algunos de los cuales portaban ikurriñas. Moltalvo se desplazó a la localidad guipuzcoana de Zarauz, su pueblo natal, mientras un grupo de unas quinientas personas acompañaban a su domicilio de San Sebastián a Bujanda, formando una manifestación en la que hubo gritos a favor de la amnistía total.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de abril de 1977

Más información

  • Se agiliza el excarcelamiento de los políticos