Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro personas halladas muertas por diversas causas

Cuatro personas fueron encontradas muertas y otra tuvo que ser trasladada urgentemente a un centro hospitalario por accidentes o enfermedades naturales sufridas durante el pasado fin de semana.El primero de los fallecidos, hallado por la policía en estado de putrefacción, fue Angel Fernández Núñez, de ochenta años, que según las fuentes policiales, se encontraba muerto desde hacía quince días. Personado el juez de guardia, se procedió al levantamiento del cuerpo, que no presentaba señales de violencia, motivo por el que, por el momento,se supone debió morir por causas naturales.

En el momento del fallecimiento, Angel Fernández se encontraba en el sofá de su cuarto de estar y estaba vestido con una bata. El fallecido fue trasladado desde su domicilio, en la calle Luisa Fernanda, 20, hasta el Instituto Anatómico Forense, para su autopsia.

Sobre las ocho de la mañana del domingo fue avisada la policía de que un hombre se encontraba muerto en el interior de un automóvil, cerca de la estación del metro de Legazpi.

Según manifestaron fuentes policiales a EL PAIS, el fallecido, del que únicamente se conoce que se le llamaba Manolo, y el Tarta en el barrio, tenía unos 45 años, y era al parecer un mendigo.

En el momento que fue encontrado, en el auto marca Citroën 2CV matrícula de Cáceres, 30.404, el desconocido vestía jersey marrón y negro, pantalón marrón, zapatos negros y calcetines azules.

Fallecidos por caídas

El tercero de los fallecidos fue José Miguel Bastante, de 48 años, que murió como consecuencia de una caída desde el tejado de la finca número 47 de la calle Illescas, en el barrio de Aluche. El accidente se produjo cuando el señor Bastante se encontraba colocando la antena de una televisión en el tejado de la citada finca. Se desconocen las causas por las que se produjo el accidente.El último de los fallecidos, también a causa de una caída, fue Virgilio Valdivia, de setenta años. El accidente se produjo cuando el anciano bajaba por la escalera de su casa, sita en el número 3 de la calle Moratín. Como consecuencia de la caída fue encontrado en estado gravísimo, por unos vecinos, y llevado a la Casa de Socorro de Retiro, donde ingresó ya muerto.

Ingresado grave

Sobre las 12.15 de la mañana del domingo, Florentino Ramos, de 54 años y domiciliado en la calle Mirto, 9, se sintió enfermo en la calle Tablada. Avisado un coche patrulla de la policía recogió al hombre, que se encontraba tumbado en la acera y le trasladó a la Ciudad Sanitaria La Paz, en donde quedó hospitalizado. Según manifestaron los médicos de guardia el ingresado había sufrido una trombosis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de marzo de 1977

Más información

  • Durante el fin de semana