Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Veintidós muertos en Barcelona, al chocar frontalmente dos trenes

Sobre las trés de la tarde de ayer, dos trenes de la compañía privada Ferrocarriles Catalanes chocaron de frente en las inmediaciones de la localidad de San Andreu de la Barca, a unos quince kilómetros de Barcelona. El balance del accidente, establecido a las ocho horas de ayer era de veintidós muertos, un número sensiblemente igual de heridos graves y muy numerosos lesionados de carácter leve. Se esperaba ayer que el número de muertos se incrementara a últimas horas de la noche, debido a la suma gravedad de algunos heridos.

El accidente tuvo efecto en las inmediaciones de la carretera nacional II, la cual tuvo que ser cortada, ya que uno de los vagones cayó sobre la misma.Los trenes eran de propulsión eléctrica e iban llenos de gentes modestas; concretamente el que se dirigía a Barcelona procedente de Martorell contaba con un vagón con un rótulo que indicaba que estaba reservado a trabajadores de la factoría Seat de la propia localidad de Martorell.

Informaciones recogidas en el lugar del accidente indicaban, con carácter coincidente, que el tren procedente de Martorell se había saltado un semáforo estando en rojo. Una fuente indicó, incluso que un guardaberreras había intentado parar el tren llamando la atención con un silbato reglamentario.

En la zona del accidente, como en muy numerosos puntos del recorrido de estos ferrocarriles privados, existe una sola vía, por lo cual los trenes deben cruzarse en las estaciones.

Ferrocarriles Catalanes ha sido en varias ocasiones objeto de comentarios críticos, debido a deficiencias en el servicio; en estos comentarios se aludió a que si la compañía no podía mejorar su servicio una intervención de los poderes públicos podría constituir una solución.

Los trabajos de retirada de los cuerpos de los fallecidos y de los heridos fueron llevados a cabo con eficiencia por los bomberos del Parque Móvil de la Diputación de Barcelona, auxiliados por los bomberos del municipio de Barcelona.

Se da el caso que los bomberos de la Diputación fueron avisados telefónicamente de «una explosión», por lo que trasladaron al lugar de los hechos varios coches cisterna. No hubo, sin embargo, fuego en ningún momento.

El restablecimiento de la normalidad en la circulación rodada en la carretera era previsto para anoche mismo, en cambio existían mayores dificultades en relación a la circulación ferroviaria, ya que tanto las vías como las catenarias estaban dañadas.

El rescaté de heridos finalizó sobre las cinco de la tarde, mientras se trabajaba intensamente en la retirada de los convoyes y sus restos. Para poner en sobreaviso a quienes circulaban por la nacional II, la Guardia Civil de Tráfico radió una nota en la que dio cuenta a los automovilistas del corte de la mencionada vía y aconsejó distintos itinerarios para proseguir hacia Martorell y Lérida.

Cabe señalar también que el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, al tener conocimiento de la catástrofe, ha dirigido el siguiente telegrama al gobernador civil de la provincia, Salvador Sánchez Terán: «Enterado trágico accidente ferroviario esa provincia, expresole profundo sentimiento rogándole lo haga extensivo a los familiares de las víctimas. Adolfo Suárez, presidente del Gobierno. »

Estado de los heridos

A última hora de la tarde los diversos centros hospitalarios a donde han sido conducidos los heridos por el choque de trenes, facilitaron a la agencia Europa Press los siguientes datos:

- Residencia Príncipes de España, de Bellvitge: han atendido a veintiocho personas, de las cuales una ha quedado internada en estado grave. Uno de los heridos ha fallecido.

- Residencia Francisco Franco de la Seguridad Social: cinco heridos, dos de los cuales han sido dados de alta y han abandonado el centro por sus propios medios.

- Hospital de San Juan de Dios (carretera de Esplugas): han atendido a diez personas, tres de las cuales han sido dadas de alta seguidamente. Otras dos han pasado a la clínica La Alianza, cuatro a la residencia Príncipes de España, y otra al Hospital Clínico.

- Hospital de la Cruz Roja (Hospitalet): ocho heridos, tres de los cuales han quedado internados (dos con heridas graves y otro menos grave).

- Hospital Clínico (Barcelona): veintinueve heridos asistidos, siete de ellos en estado grave. Se ha producido un fallecimiento.

- Hospital de San Pablo: un herido con fractura malar, que ha sido intervenido quirúrgicamente.

De acuerdo con los anteriores datos, el número total de heridos se aproxima a ochenta, presentando su estado diversa calificación, según los casos. Los diversos centros no disponían alrededor de las 7.30 de la tarde de una relación de personas asistidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de marzo de 1977