Sin novedad en los secuestros de Villaescusa y Oriol

El periódico francés Le Figaro, de tendencia conservadora, y el católico Le Croix recibieron anoche un comunicado de los GRAPO en el que reivindican el secuestro del presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar, general Villaescusa. El comunicado, redactado en un imperfecto francés y fechado el 24 de enero, añade que «mientras haya presos políticos en' la cárcel, continuaremos encarcelando a fascistas». Ninguno de los dos periódicos se atrevia a opinar sobre la autenticidad.Mientras tanto, cuando se cumple el tercer día del secuestro del teniente general Villaescusa, sigue sin producirse ningún hecho que pudiera aportar aclaraciones sobre el suceso. En el mismo estado de incertidumbre permanece, a los 45 días del secuestro, la situación del señor Oriol. En este sentido, Anto nio Carretero, magistrado juez de instrucción del juzgado número ocho de Madrid, hizo público ayer un edicto en el que conmina a cuantas personas puedan propor cíonar algún dato sobre el secues tro del presidente del Consejo de Estado, se presenten a prestar de claración en el citado juzgado, si tuado en la calle del General Castaños, número 1.

Por su parte, un hombre que se identificó como representante de la Triple A (Alianza Apostólica Anticomunista de España) -organización que reivindicó a la agencia Cifra de Barcelona la paternidad de los asesinatos de los abogados madrileños-, llamó en la madrugada del martes al Diario de Barcelona para comunicar que, en caso de que el teniente general Villaescusa y el señor Oriol fuesen asesinados, pasarían inmediatamente a poner en práctica la anunciada noche de los cuchillos largos. El citado periódico añade que el desconocido dijo pertenecer al comando Roberto Hugo Sosa, y después de aclarar que hablaba desde Barcelona, señaló: «Hablamos más en serio de lo que se cree », remarcando que se producirían de nuevo sucesos como el del asesinato de los abogados laboralistas.

Otra llamada similar fue recIbida por el mismo diario, en la tarde de ayer, en la que una voz de hombre, tras identificarse como miembro del comando Tres por Uno, anunció: «La primera ráfaga será para ustedes», y seguidamente cortó la comunicación.

En relación con estos hechos, el hijo mayor de Antonio María de Oriol declaró a Radio Nacional que «tales hechos dificultan gravemente el camino hacia una España que, como ha sido la voluntad de su padre, desea ver reconciliados a todos los españoles».

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 26 de enero de 1977.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50