Condenados dos policías por malos tratos a detenidos

El titular del juzgado número doce de Barcelona ha condenado a dos penas de doce días de arresto menor al inspector de policía Atilano del Valle Oter, y a una misma cuantía al también inspector José Antonio Alvarez Vidar, como autores de dos y una falta de lesiones, respectivamente, según la sentencia del juicio de faltas visto el pasado día 28, por malos tratos a dos detenidos, según la agencia Cifra.Asimismo, la sentencia condena al primero al pago de un indemnización de 5.000 pesetas al entonces detenido José Martínez Barceló, por las lesiones causadas, que tardaron quince días en curar, y a ambos solidariamente a una indemnización conjunta de 7.000 pesetas al también detenido José María Gil Martinez, así como al pago de las costas del juicio.

La sentencia absuelve a los otros dos inspectores procesados, Angel de la Cruz Jiménez y Felipe Fraile Carrasco, «por no haberse probado intervención material ¿¡recta en los hechos».

El juez, en sus conclusiones, declara probado que en el momento de la detención de Gil Martínez y .Martínez Barceló, a primeros de mayo último, no hubo enfrentamiento, y sí únicamente un breve forcejeo, y que « durante la práctica del interrogatorio dichos funcionarios golpearon repetidamente a Gil Martínez, utilizando sus puños y objetos contundentes», causándoles lesiones que tardaron quince días en curar, y que en el mismo interrogatorio «intervinieron diversos funcionarios bajo las indicaciones del jefe de grupo e instructor del sumario, Atilano del Valle».

Finalmente, la sentencia precisa que «el interrogatorio debió haberse llevado a efecto con pleno respeto de la integridad física e in columidad que todo ser humano, como tal, merece, y sin qué, por supuesto, en su causación sea admisible la posible excusa de obrar en cumplimiento de ' su deber, al no ser la fuerza empleada como método de acción el medio ineludible, necesario, inexorable y proporcionado».

En relación a la vista del juicio se produjeron diversos incidentes, protagonizados por más de un centenar de inspectores de policía, -quienes maltrataron al abogado de los denunciantes, así como a cuatro periodistas, entre ellos el corresponsal de EL PAÍS, a los que impidieron la entrada en la sala del juicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 02 de noviembre de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50