Alrededor de 2.000

personas se congregaron ayer, a las ocho de la tarde, ante la iglesia de Nuestra Señora de la Montaña, en Moratalaz, al objeto de celebrar una asamblea de funcionarios del Ayuntamiento de Madrid en la que estarían representados prácticamente todos los estamentos a excepción, al parecer, de la Policía Municipal. Los congregados fueron dispersados por la fuerza pública por órdenes del Gobierno Civil, sin que la mediación del párroco sirviera para que la asamblea pudiera celebrarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 23 de octubre de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50