Hacia la creación de una Federación de Partidos Populares

Veintidós representantes de ocho partidos nacionales y regionales, con el denominador común de una ideología humanística y cristiana, autodenominada públicamente popular, han acordado en Valencia firmar un documento para crear la Federación de Partidos Populares, proyecto que quedará definitivamente aprobado en la próxima reunión que tendrá lugar en Sevilla el 13 de noviembre.

Han asistido representaciones de los siguientes partidos: Partido Popular, Alianza Popular Regional Valenciana, Partido Popular Aragonés, Partido Social Liberal Andaluz, Democracia Cristiana Aragonesa, Partido Popular de Extremadura, Concurrencia Democrática Balear y Partido Popular Canario.Los acuerdos adoptados hacen referencia a la necesidad de presentar actualmente a la opinión pública «una opción política conjunta, que aglutine a las fuerzas del centro, persuadidos de que es lo que reclama urgentemente una gran masa de ciudadanos, que rechazan tanto la atomización de partidos como la peligrosa polarización del país en dos bloques antagónicos». Juan Antonio Ortega y Díaz Ambrona, Emilio Attard y León Buil, portavoces de esta nueva federación, han manifestado que los límites de las ideologías a las que quieren dirigirse quedan marcadas a la derecha por la «alianza de los ex ministros» denominación que le dan estos partidos ya que tienen en pleito el nombre popular, y por la izquierda la ideología marxista. En ese sentido persiguen aglutinar a los sectores de la democracia cristiana, liberalismo, y socialdemocracia que todavía no estén definidos en el panorama político preelectoral.

Los restantes acuerdos señalan «una coincidencia sustancial entre los idearios y objetivos políticos de los grupos a que pertenecen los reunidos». Asimismo manifiestan la firme voluntad de propiciar en sus respectivos ámbitos la concertación de esfuerzos personales y de grupo, conducentes a la consecución de este fin federativo, proclamando la importancia de todos los partidos y agrupaciones políticas regionales.

Los acuerdos tienen también el significado de llamamiento para que aquellos grupos políticos que se solidaricen con el proyecto puedan integrarse como miembros cofundadores en la próxima reunión de Sevilla, sin la necesidad de adherirse posteriormente a un proyecto político ya aprobado. La denominación de popular se ha adoptado porque se considera necesario quitar de los grupos políticos las etiquetas confesionales. En este sentido, los portavoces citados anteriormente manifestaron que esta había sido una de las razones del alejamiento del señor Fernández-Miranda, que había participado en la gestión.

Por lo que respecta a la denuncia de plagio formulada por Alianza Popular Regional Valenciana a la recientemente constituida Alianza Popular, se informó que había sido encargado el abogado Josep Meliá de plantear el camino formal para defender tal denominación. Se estima existe un criterio formal referente a quién inscribió antes el nombre de Popular, camino que favorecería al Partido Popular, y en segundo lugar, un criterio de uso público, argumento que favorecería al grupo valenciano, ya que actuó con marcada antelación al grupo de los ex ministros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 23 de octubre de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50