Amalrik critica la política cultural soviética

Agencias

El historiador disidente soviético Andrei Amalrik llegó ayer a París, procedente de Amsterdam, donde reside desde su salida de la URSS el 15 de julio pasado.

Amalrik ha sido invitado por el Comité de Derechos Humanos Francés y tomará parte en un congreso de exiliados húngaros y polacos en la capital francesa, para después intervenir en un programa de televisión. A su llegada, Amalrik atacó la falta de libertad intelectual en la URSS y la persecución cultural, declarando que se sentía satisfecho con el sistema político occidental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 24 de septiembre de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50