Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las Palmas

Sin avenencia entre tres policías municipales y un teniente de alcalde

El acto de conciliación promovido por los policías municipales de Las Palmas, Amador Pérez, Manuel Artiles y Domingo Trujillo, contra el teniente de alcalde Gabriel Megías Pombo por el presunto delito de injurias graves por escrito y con publicidad, celebrado ayer en el Juzgado Municipal de esta ciudad, concluyó, sin avenencia. Los citados policías demandaron en su día al entonces alcalde accidental de Las Palmas por unas declaraciones que el señor Megías había hecho al Diario de Las Palmas.En su declaración, los policías municipales se ratificaron en el contenido de la demanda, en la que además de solicitar que Megías Pombo reconociera el contenido injurioso de tales declaraciones, pedían se les indemnizara con tres millones de pesetas por el daño inferido. Por su parte, la representación legal del teniente de alcalde de Las Palmas, alegó que las manifestaciones a él imputadas no se ajustan en su totalidad a lo expresado por el mismo, que dichas declaraciones fueron hechas al periodista al objeto de clarificar ante la opinión pública las razones que tenía el Ayuntamiento para no renovar los contratos de los citados agentes de policía, dada la politización y sensacionalismo con el que los medios informativos habían tratado el tema, que tales acusaciones las había hecho no por iniciativa propia, sino, debido a la insistencia con que el redactor de Diario de Las Palmas le había preguntado por la veracidad de las presuntas irregularidades que estos policías habían cometido en acto de servicio y, por último, que nunca tuvo intención de causar, perjuicio a los agentes, menospreciarlos o perjudicar sus reputaciones personales, no aviniéndose a los demás extremos de la demanda por cuanto que a su juicio no son exactas las manifestaciones que se le atribuyen.

Actualmente, el decreto de cese a primeros de mes, de los tres agentes de la Policía Municipal, firmado por Megías Pombo, fue anulado por el alcalde titular, señor Ortiz Wiott, aunque el expediente, administrativo continúa su trámite.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de septiembre de 1976