Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Miguel Primo de Rivera afirmó

en el debate del Consejo Nacional sobre la supresión de los 40 de Ayete, grupo del que él mismo forma parte: «Los consejeros debemos defender con las uñas la existencia del Consejo Nacional y del Movimiento para que, en la peor de las suertes, podamos tener una presencia física en el futuro político del país algunos de los soldados de Franco»: El señor Primo de Rivera no puede reclamar la condición de soldado de Franco strictu sensu: para cuando pudo entrar en Caja -1954-, hacía ya 15 años que la guerra civil había terminado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de junio de 1976