Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interés de los médicos por conseguir una representación democrática

«Oficialmente no les puedo confirmar mi presentación o mi abstención a las elecciones del Consejo General de Colegios Médicos», ha declarado a el pais Alfonso de Lafuente, actual presidente del citado organismo y de Previsión Sanitaria Nacional. «Mi decisión -ha añadido- será oficial cuando se la presente, primer, al Consejo General». Fuentes próximas a la organización, médica han asegurado que el doctor Lafuente no se presentará a las citadas elecciones, que tendrán lugar el día 8 de julio, y que renovarán varios cargos directivos de la corporación.

Las elecciones para el Consejo se celebrarán, por acuerdo del mismo y tras consultas al Gobierno, conforme a lo establecido por el reglamento. Esto quiere decir que los cargos serán elegidos por compromisarios y no se utilizará el sufragio universal, una de las más insistentes peticiones de amplios sectores profesionales, puesta de manifiesto durante las campañas electorales de los Colegios de Médicos.La presentación de candidaturas se producirá entre el 8 de mayo y el 8 de junio y, aunque algunos presidentes de Colegios aspiran a que solo sea una la candidatura presentada, ya existe una quiniela de nombres que se consideran presidenciables -recogidos incluso por la prensa especializada- entre los que destacan los doctores Zurita, Rico, Espriú, Robredo, Laín, Jaso y Durán.

Renovación de Colegios

Una vez finalizadas las elecciones en todos los Colegios Médicos de España, todo parece indicar que se va a producir un cambio en la orientación de este sector profesional. De las cuarenta corporaciones que celebraron comicios, en veinticinco resultó vencedora la candidatura que ha venido llamándose disidente. Esta disidencia se basaba en un criterio opuesto al representado por el doctor Lafuente, que ha sido acusado de personalismo y exceso de dirigismo en el ejercicio de su función presidencial.En general, las candidaturas nuevas venían avaladas por los sectores más democráticos de la clase médica. Si se tiene en cuenta que el cargo de presidente del Consejo General es elegido por los presidentes de los Colegios y dados los anteriores resultados, es muy difícil que el doctor Lafuente, de presentarse a las elecciones, lograra la mayoría necesaria para ser renovado en su puesto.

La tendencia actual del sector, según afirma el doctor Robredo, vicepresidente del Colegio Oficial de Médicos de Madrid, se concreta en «una organización médica democrática en la que los Colegios médicos, en asamblea, sean el órgano máximo de la organización colegial y no como ocurre en la actualidad, que el Consejo General tiene subordinados a los Colegios». El doctor Robredo ha declarado a EL PAIS que «el concepto de desidencia ya ha desaparecido. En estos momentos no existe ningún afán de protagonismo. Los Colegios profesionales sólo aspiran a integrarse en la totalidad de la organización para, dentro de unas normas democráticas y de auténtica representatividad, lograr una verdadera fuerza de la profesión que es todavía más necesaria en los difíciles tiempos que se avecinan».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de mayo de 1976