Juegos Olímpicos

Ona Carbonell carga contra Tokio 2020 por no permitirle viajar con su hijo en periodo de lactancia

La capitana del equipo español de natación artística fue madre hace un año y reivindica la conciliación familiar en el deporte

Ona Carbonell y su hijo Kai durante una concentración el pasado diciembre. En vídeo, declaraciones de Carbonell sobre los impedimentos por parte de la organización de los JJOO para poder proporcionarle la lactancia a su hijo.EL PAÍS. VÍDEO: REUTERS-QUALITY.

Ona Carbonell ha alzado la voz contra lo que considera una falta de respeto por parte de los dirigentes deportivos hacia las deportistas que han sido madres. La capitana de la selección española de natación artística ha hecho pública “su decepción y su desilusión” porque el Comité Olímpico Internacional (COI) y las autoridades japonesas no le han permitido viajar a Tokio junto a su hijo Kai, que en agosto cumple un año.

Carbonell, de 31 años, defiende la lactancia materna exclusiva. Y así lo llevó a cabo hasta que su hijo cumplió seis meses. Desde entonces combina los primeros alimentos con la lactancia a pesar de las dificultades que comporta compaginarla con su dedicación al deporte. Se retiró tras el Mundial en Corea del Sur en julio de 2019 y después de dar a luz regresó a la competición en mayo y se clasificó para los Juegos con el equipo español en junio. La nadadora barcelonesa es la que más medallas ha conseguido en la historia de los Mundiales, con 23, y solo superada por dos hombres, Michael Phelps, con 33, y Ryan Lochte, con 27. A ese botín, Carbonell añade dos medallas olímpicas en dúo y por equipos en Londres 2012, y 12 en los Europeos, para un total de 37.

Más información

Bajo el título ‘Juegos Olímpicos y conciliación familiar’, la nadadora barcelonesa explica en su cuenta de Instagram: “Pese a la aparición de algunas noticias que sugerían la posibilidad de que los deportistas pudiéramos viajar a los Juegos Olímpicos de Tokio acompañados de nuestros hijos lactantes o de corta edad, hemos sido informados por las entidades organizadoras de unas medidas sumamente drásticas que imposibilitan esta opción para mí. Tras recibir incontables muestras de apoyo y ánimo para acudir a Tokio con Kai, quería manifestar mi decepción y desilusión porque finalmente tendré que viajar sin él. Nuestra única posibilidad es esperar al fin de esta pandemia para que vuelva la normalidad, y con ella las medidas necesarias para que la conciliación familiar y deporte de élite durante una competición sea más fácil para todos. Muchas gracias a todos por vuestro apoyo”. El vídeo acumula más de 200.000 reproducciones y personajes del mundo deportivo como Gemma Mengual, entrenadora de la selección nacional de natación artística; o Saúl Craviotto, piragüista y abanderado español en los Juegos de Pekín, reaccionaron escribiendo comentarios en los que hacían explícito su apoyo a la nadadora catalana.

Carbonell explicó en enero a EL PAÍS los sacrificios que tenía que hacer para alimentar solo de leche materna a su hijo. Y afirmó la desventaja que supone para las deportistas y a la vez madres a la hora de entrenarse y competir. “La maternidad es todavía uno de los handicaps que tiene la mujer en el deporte. Quedarse embarazada no es una lesión. Hablé con otras deportistas, con mi amiga Teresa Perales [también nadadora], por ejemplo; se quedó sin ingresos, sin nada, no tenía ni un carril para nadar, nadie confiaba en ella. Me di cuenta de que eso de la conciliación en el deporte no existe”.

Y asumió su maternidad como un nuevo reto. “Quería volver a competir después del parto como reto deportivo, pero sobre todo como un deber moral”. El conjunto de natación artística, con Ona Carbonell al frente, se clasificó para los Juegos en el Preolímpico de Barcelona celebrado en junio. El torneo olímpico se disputará del 2 al 7 de agosto.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre los Juegos de Tokio

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50