_
_
_
_

Brahim Díaz elige a Marruecos

El atacante del Real Madrid, que estuvo en las inferiores de España y disputó un partido con la absoluta en 2021, se decanta por el combinado africano después de años tratando de convencerlo

Brahim Díaz
Brahim Díaz, este domingo contra el Celta.Ana Beltran (REUTERS)
Lorenzo Calonge

Brahim Díaz jugará con Marruecos. A una semana del próximo parón de selecciones, la decisión debía ser inminente y el jugador nacido en Málaga pero con orígenes paternos marroquíes se decantó por el combinado africano, cuarto clasificado en el último Mundial, que lo había incluido en la prelista para los siguientes compromisos, contra Angola y Mauritania. La noticia, adelantada por Marca y As, fue confirmada por este periódico.

La elección, que la tomó definitivamente el pasado jueves, supone un giro respecto a las preferencias que había manifestado el futbolista. Su prioridad siempre fue esperar la llamada de España. Sin embargo, la demora en la convocatoria con La Roja, la ausencia de gestos de cariño desde Las Rozas y la insistencia de Marruecos por sus servicios terminaron por inclinar la balanza. Una de las incógnitas que había en la lista de Luis de la Fuente para los encuentros contra Colombia (sábado 23 de marzo) y Brasil (martes 26), que la hará pública el próximo viernes, quedó al fin resuelta. En ella no estará Brahim.

Este lunes por la mañana, Luis de la Fuente se refirió al tema y afirmó que, de las tres condiciones para que un jugador vaya con la selección (que pueda, quiera y se le convoque), “la más importante” es que no se produzcan “exigencias ni obligaciones”, sino “igualdad de derechos”. “Si no es desde ese punto de partida, me tendréis enfrente siempre”, sentenció el entrenador, que apeló a la libertad del futbolista para elegir.

La decisión se produce después de que Brahim hubiera disputado en sus inicios varios encuentros con las categorías inferiores de España (sub-17, sub-19 y sub-21) y hasta uno con la absoluta, frente a Lituania. Este encuentro, celebrado en junio de 2021 en Leganés, tuvo lugar bajo las circunstancias especiales de la pandemia. Durante la preparación para la Eurocopa de ese verano, el equipo que entonces dirigía Luis Enrique tuvo que confinarse por un positivo de Sergio Busquets, y la solución fue que los convocados con la sub-21, con Luis de la Fuente a la cabeza, atendieran ese amistoso. Pese a la composición de aquel equipo, en los registros quedó que ese duelo lo jugó la absoluta. En el once se encontraba Brahim, que anotó el segundo tanto de la goleada por 4-0.

La larga seducción de Marruecos

El interés de Marruecos por Brahim viene de lejos, desde antes del Mundial de 2018, cuando el futbolista se encontraba en el Manchester City (fue comprado por 350.000 euros en 2014 desde la cantera del Málaga). En los últimos tiempos, las maniobras de seducción se habían ido intensificando. Lo volvieron a intentar en la previa de Qatar 2022 y, tras no conseguirlo, fue público que el técnico, Walid Regragui, viajó después de la cuarta plaza mundialista a Milán, donde todavía estaba el jugador, para visitarlo y tratar de convencerlo.

La posición que siempre trascendió del atacante es que su preferencia era aguardar la llamada de España, a la que llevaba esperando años. Había confiado en entrar en la lista de los Juegos de 2021, en la selección que encabezaba Luis de la Fuente, pero se quedó fuera. Ese fue un primer revés importante para él. Y en los últimos meses, con el protagonismo que Brahim ha adquirido en el Real Madrid, también esperó una llamada de interés del seleccionador o un detalle de cariño, que tampoco encontró y que sí vio en otros casos similares o parecidos al suyo, como el de Lamine Yamal o Robin Le Normand.

La situación había llegado a un punto sin retorno, en el que el jugador debía decantarse ya por España o Marruecos ante la inminencia del próximo parón por selecciones. Y el dedo apuntó al equipo africano. En los últimos meses, Brahim había realizado las consultas administrativas necesarias para comprobar si, en el caso de elegir a Marruecos, contaba con todos los papeles para unirse al grupo de Regragui. Con todo atado, el atacante del Madrid se unirá dentro de una semana al conjunto africano.

El fichaje de Brahim responde a la estrategia de Marruecos para atraerse jugadores nacidos o criados en países de Europa, pero que no encuentran acomodo en esas selecciones. Más allá de los nombres más conocidos, la federación ha creado hace años una amplia red de ojeadores en el viejo continente que busca y rastrea futbolistas desde edades muy tempranas con orígenes marroquíes. Así fue cómo, poco a poco, fue seduciendo a muchos de los jugadores que en el Mundial de Qatar alcanzaron la cuarta posición, el mejor resultado de un combinado africano y árabe en la gran cita. Hasta 14 de los convocados para el gran evento nacieron fuera de Marruecos. A esa lista se unió Brahim Díaz.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_