Eurocopa Fase de grupos
Finalizado
España
España
0
0
Árbitro: Slavko Vincic
Suecia
1
Suecia
Eurocopa

La España de Luis Enrique tiene un problema endémico con el gol

En la segunda etapa del preparador asturiano, la Roja necesita una media de 10 remates por partido para marcar

Morata dispara a puerta durante el España-Suecia disputado el pasado lunes en el estadio sevillano de La Cartuja. (Photo by THANASSIS STAVRAKIS / POOL / AFP)
Morata dispara a puerta durante el España-Suecia disputado el pasado lunes en el estadio sevillano de La Cartuja. (Photo by THANASSIS STAVRAKIS / POOL / AFP)THANASSIS STAVRAKIS / AFP

El gol es un justiciero implacable que, a veces, no tiene nada que ver con la justicia. Puede otorgarle la victoria a un equipo que apenas ha pasado del centro del campo y negársela al que ha bombardeado la portería rival. El lunes, Suecia vivió en su área, pero sus delanteros, Isak y Berg, erraron dos ocasiones francas con Unai Simón vencido. España, acampada permanentemente en territorio sueco, con un 85% de posesión de balón y 917 pases, remató 17 veces contra la meta de Olsen y fue incapaz de marcar (0-0).

El gol se ha convertido en un problema endémico para esta España de Luis Enrique. Tanto que el seleccionador está tan convencido de que el juego, aunque mejorable, es bueno, como resignado de que solo la mejora de la puntería es la solución para que sus futbolistas tengan algo que decir en esta Eurocopa recién arrancada. Bajo la dirección del técnico asturiano, España es tan dominadora de los partidos desde la presión en campo contrario como poco resolutiva para definirlos.

España
ESP
0
-
0
SUE
Suecia
España
Unai Simón, Laporte, Marcos Llorente, Pau Torres, Alba, Koke (Fabián, min. 86), Pedri, Rodrigo (Thiago, min. 64), Morata (Sarabia, min. 65), Dani Olmo (Gerard Moreno, min. 73) y Ferrán Torres (Oyarzabal, min. 73)
Suecia
Robin Olsen, Marcus Danielsson, Nilsson-Lindelöf, Lustig (Emil Krafth, min. 74), Augustinsson, Ekdal, Olsson (Jens Cajuste, min. 83), Forsberg (Bengtsson, min. 83), Larsson, Isak (Claesson, min. 68) y Marcus Berg (Quaison, min. 68)
Goles
Árbitro
Slavko Vincic
Lustig (min. 54)

Más información

Desde que Luis Enrique volvió al banquillo en septiembre de 2020, España suma cuatro partidos sin marcar de los 13 que ha disputado. En dos amistosos con Portugal (0-0 en ambos) registró 15 y 10 remates. En la derrota en Ucrania (1-0) disparó en 21 ocasiones. El lunes, en La Cartuja, fueron 17 las veces que remató contra la portería de Olsen sin lograr perforar la portería sueca. Dani Olmo (5) fue el que más se prodigó. Gerard Moreno (3), Morata (3), Ferran Torres (2), Koke (2), Sarabia (1) y Rodri (1) completaron el racimo de remates infructuosos, de los que solo cuatro fueron entre los tres palos.

Las estadísticas arrojan que en los 13 partidos de la segunda de etapa de Luis Enrique, España acumula 20 goles en 210 remates, lo que supone que necesita un promedio de 10,5 disparos para marcar un gol. “El día que estamos acertados le metemos seis a Alemania y el que no, al menos, debe darnos para ganar por uno o dos cero, que también vale. Pero el equipo juega muy bien”, reflexionan desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

En noviembre, desde la federación admitían que el vestuario se mostró permeable al runrún de la falta de gol instalado en la prensa y entre la hinchada. La tunda a Alemania liberó a los internacionales de una losa que vuelve a sobrevolar en el ambiente de la concentración tras el fallido arranque ante Suecia. “Si contra Polonia hacemos el mismo partido, van a entrar. Tenemos que hacer lo mismo, crear muchas oportunidades como hicimos ante Suecia. Tuvimos muchas oportunidades y si las seguimos teniendo el gol entrará”, analizaba ayer Pedri. El discurso del volante azulgrana es el mismo que proclama Luis Enrique en público y en privado. El seleccionador español está convencido de que mantener la producción masiva de ocasiones de gol terminará por darle réditos a la selección.

Derrumbe anímico

Los mensajes internos de Luis Enrique llaman a la calma para evitar que la falta de gol derive en una psicosis que bloquee a los delanteros. Las imágenes de Morata en el banquillo, tras ser sustituido y abucheado por parte del público que se dio cita en La Cartuja, fueron reveladoras. Joaquín Valdés, el psicólogo que forma parte del staff, se sentó a su lado al poco de ser reemplazado. Con el rostro serio, Morata escuchaba las palabras de aliento de Valdés.

Los focos están puestos en el delantero de la Juventus desde que ya fuera cuestionado en el amistoso contra Portugal celebrado en el Wanda Metropolitano el pasado 4 de junio. El debate de si Luis Enrique debe mantenerlo o hacerle jugar con Gerard Moreno se ha abierto nada más empezar el Europeo. El propio seleccionador y sus compañeros han salido en su defensa desde que concluyó el partido contra Suecia. “Se siente muy bien, es muy fuerte de cabeza. Es un gran jugador, nos da mucho, está tranquilo, sabe que los goles llegan solos y estoy seguro de que entrarán solos”, dice Pedri. Sin embargo, los episodios de pronunciados bajones anímicos han sido una constante en la carrera de Morata, muy afectado por los silbidos porque considera a la selección como su verdadero club después de sus tránsitos por el Real Madrid, la Juventus, el Chelsea, el Atlético y de nuevo el club italiano. “Es una pena que nuestro trabajo por unos centímetros te lleva de una portada a comerte toda la mierda de España. Cada vez que hay un empate, se abre el debate sobre si tenemos gol”, confesaba recientemente en una entrevista en el diario As.

Para el técnico, es impagable el trabajo en la presión de Morata, su empeño en tratar de fijar a los centrales y también en sacarlos de zona cuando se descuelga al centro del campo para recibir de espaldas. Sin embargo, sus números son demoledores para explicar la mala racha que le afecta en la selección. De esos 20 goles que ha marcado España desde el regreso de Luis Enrique, solo tres han llevado su firma, tras participar en ocho de los 13 partidos. En los últimos cuatro encuentros (Kosovo, Georgia, Portugal y Suecia), Morata no ha marcado. Por sus declaraciones, Luis Enrique parece dispuesto a mantenerlo en el próximo encuentro ante Polonia, en el que otro traspié por falta de gol puede originar la primera gran crisis de España en esta Eurocopa. Sería la primera vez en las dos etapas del técnico asturiano en las que la selección sumaría tres partidos sin marcar un gol.

Única de las favoritas que no ha marcado

En esta Eurocopa, cinco de las favoritas que se han estrenado rebajan sensiblemente la media de remates (10,5) que necesita España para marcar un gol. Bélgica marca un gol cada tres remates, Portugal cada cuatro, Países Bajos cada cinco. Italia e Inglaterra, cada ocho. Los belgas, por medio de Lukaku, tardaron solo 10 minutos en marcar su primer gol en el torneo. Holanda retrasó su primera celebración ante Ucrania (3-2) hasta el minuto 52, pero desde que Wijnaldum inauguró el marcador logró dos tantos más en media hora. Italia no abrió la lata de Turquía (3-0) hasta que Demiral (m. 53) marcó en propia puerta y en un intervalo de 24 minutos Inmobile e Insigne cerraron el marcador. Inglaterra tardó casi una hora en batir a Croacia. Fue Sterling (m. 58), al quinto remate inglés, el que hizo el único gol del partido sobre ocho disparos de los ingleses a puerta. A Portugal le costó superar a Hungría, pero hizo tres goles desde el minuto 84 al 92.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre la Eurocopa 2021

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50