_
_
_
_
_

El Madrid demuestra ante el Olympiacos que es el campeón

Los blancos se imponen en El Pireo (71-77) con 23 puntos de Musa y 18 de Hezonja en la repetición de la última final europea

Hezonja lanza a canasta.
Hezonja lanza a canasta.Panagiotis Moschandreou (Euroleague Basketball via Getty )
Euroliga jornada 12
Olympiacos
Olympiacos
71 77
Finalizado
Real Madrid
Real Madrid

Olympiacos y Real Madrid se volvieron a ver las caras seis meses después de la final de la Euroliga que los blancos conquistaron en Kaunas con aquella canasta terminal de Llull (78-79). Esta vez el escenario era el Pabellón de la Paz y la Amistad en El Pireo, primera parada griega del equipo de Chus Mateo antes de visitar este jueves al vecino Panathinaikos. También había caras nuevas (Campazzo) y alguna ausencia de peso (Sloukas y Vezenkov dejaron este verano el grupo de Bartzokas). Pero el resultado fue el mismo. Tras caer por un punto ante el Fenerbahçe (100-99), el Madrid se levantó con 23 puntos de Musa y 18 puntos y 10 rebotes de Hezonja.

El equipo español, un arsenal ofensivo, arrancó con Causeur en sus filas para esposar a los lanzadores rojiblancos, aunque los visitantes encontraron un aliado en los fallos griegos desde el perímetro: siete triples seguidos errados hasta un bingo de Larentzakis. Por fuera no acertaban los locales, habitualmente afilados en la distancia, y por dentro Tavares era Tavares, un coloso aunque esta vez tuviera enfrente a Fall, un tallo de 2,18m. El gigante de Cabo Verde se gustó en el cuerpo a cuerpo, cómodo para recorrer menos metros, y festejó nueve puntos en el primer cuarto (19-23).

Alocén volvió a la Euroliga. Chus Mateo conectó el ventilador de los cambios, escenario en que el duelo suele igualarse. Llull encendió a la grada, Hezonja la congeló con su prodigiosa técnica y el Olympiacos seguía nublado desde el triple (27-33). Reservado Tavares, resistía el conjunto griego a base de mucho rebote ofensivo (11 en la primera parte) y de las pérdidas blancas, pegando acelerones. Con un parcial de 7-0 alcanzó vivo el descanso: 36-37. Había batalla en El Pireo.

Campazzo retomó el volante y apareció Musa para aportar muchos puntos a la cesta. Fall competía con Tavares en las alturas, una extraña película en Europa. Y las defensas apretaban en cada baldosa. El encuentro era digno de una repetición de la final de la Copa de Europa. El campeón perdió el mando por un instante (47-45), inspirados los chicos de Bartzokas en las capturas bajo el aro. Se rebelaron entonces Campazzo y Musa, especialmente en trance el alero bosnio con 16 puntos en el tercer cuarto, cuatro triples (57-61).

Con otro chispazo exterior de Musa comenzó el último asalto, y respondió Walkup con la misma medicina. Deck y Hezonja habían contenido la sangría en el rebote junto a Tavares en un final muy apretado (68-69). Los griegos apostaron a todo o nada y patinaron en el perímetro (9 de 33). Con la sabiduría de Campazzo y la intimidante defensa de Tavares le bastó al Madrid para demostrar quién es el campeón.

OLYMPIACOS, 71; R. MADRID, 77

Olympiacos: Walkup (17), Canaan (7), Papanikolau (8), Peters (8), Fall (10) —equipo titular—; Lountzis (1    ), Larentzakis (9), Brazdeikis (2), Milutinov (4), Sikma (0) y Mckissic (5). 

Real Madrid: Campazzo (9), Causeur (0), Musa (23), Ndiaye (5), Tavares (11) —equipo titular—; Alocén (0), Hezonja (18), Poirier (0), Llull (6) y Deck (5).

Parciales: 19-23, 17-14, 21-24 y 14-16.

Árbitros: Belosevic, Hordov y Rossi. Eliminaron a Walkup por faltas personales.
Pabellón de la Paz y la Amistad. 

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Juan Morenilla
Es redactor en la sección de Deportes. Estudió Comunicación Audiovisual. Trabajó en la delegación de EL PAÍS en Valencia entre 2000 y 2007. Desde entonces, en Madrid. Además de Deportes, también ha trabajado en la edición de América de EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_