_
_
_
_
_

Los Texas Rangers conquistan su primera Serie Mundial en la final menos vista

El equipo derrota a los Arizona Diamondbacks en cinco juegos para lograr el primer título de la franquicia fundada en 1961

Los jugadores de Texas festejan, al fondo, frente al 'catcher' de Arizona.
Los jugadores de Texas festejan, al fondo, frente al 'catcher' de Arizona.Matt Kartozian (USA TODAY Sports via Reuters Con)

Los Texas Rangers han hecho historia en cinco juegos y con una derrota a domicilio 5-0 contra los Arizona Diamondbacks. El equipo puede ser tachado desde este miércoles de la lista de la vergüenza, compuesta por aquellos que nunca han ganado una Serie Mundial (hoy quedan solo cinco equipos). Los Rangers han dado a sus seguidores al fin la alegría que les fue robada en el otoño de 2011, cuando los Cardinals de San Luis les arrebataron el que iba a ser el primer título de la franquicia. Este anhelado logro llegó al fin doce años después, inscribiendo al equipo comandado por Bruce Bochy en los hitos del béisbol estadounidense. La felicidad, no obstante, ha sido para pocos. Es la final de la MLB menos vista en los tiempos recientes.

El título llegó después de un juego sufrido. Fueron siete entradas tensas. Un maravilloso Nathan Eovaldi, el lanzador abridor para Texas, contuvo en ceros la ofensiva de Arizona, incluyendo al poderoso Ketel Marte, que se jugaba el todo en casa. Eovaldi cierra la postemporada con una marca de 5-0 y solo 2.95 carreras permitidas. Un batazo de Mitch Garber rompió el cero para los locales, quienes habían mostrado el martes su poderío con un triunfo 11-7. El hit de Garber impulsó una carrera y puso las cosas en marcha para un triunfo de 5-0. Corey Seager, el shortstop de los Rangers, fue nombrado el MVP de la serie. Esta noche se ha convertido en el cuarto jugador de la MLB que se lleva dos veces un trofeo al más valioso. Seager lo ganó hace tres años con los Dodgers.

Los Dodgers son un equipo legendario que tuvo una imponente campaña de más de 100 triunfos. No sirvió de nada. Fueron humillados por Arizona. Los Diamondbacks barrieron a los angelinos en tres juegos y convencieron a todos de que podían llegar a una Serie Mundial otra vez. Lo lograron después de ganar en siete juegos a los duros Phillies de Filadelfia. La última vez que levantaron el trofeo fue en 2001, cuando derrotaron en siete partidos a los Yankees de Joe Torre.

Zac Gallen, el lanzador de Arizona, puso a raya durante seis entradas a los bateadores de Texas. Fue una corrección desde el juego de ayer, donde el bullpen de los Diamondbacks recibió once hits y tres home runs. Este miércoles, Marcus Semien y Jonah Heim impulsaron cuatro carreras en la novena, cerrando el triunfo de cinco carreras. Algunos pensaron que iban a pesar la ausencia del cubano Adolis García, lesionado el domingo tras protagonizar una postemporada de ensueño con ocho home runs y un promedio de .322, y el lanzador Max Scherzer, tres veces ganador del Cy Young, la mayor distinción para los pitchers. Hoy se les echó de menos poco.

“Gallen lo hizo increíble, pero pudimos imponernos. Una vez que Corey [Seager] hizo el primer hit todos logramos despertar. El pitcheo también fue maravilloso”, dijo Semien tras la victoria. Los Rangers cerraron de esta forma una campaña en la que tuvieron un récord de once victorias seguidas como visitante, una marca difícil de creer en playoffs. El equipo llegó a Arlington, Texas en 1972. Se fundó once años antes como los Senators de Washington.

Este título tiene un significado especial para el entrenador de los Rangers, Bruce Bochy. El veterano de 68 años ya se había retirado del béisbol profesional después de haber ganado tres veces la Serie Mundial, dos de ellas con los Gigantes de San Francisco. Bochy ha explicado que estaba sentado en una mecedora en su casa de Nashville cuando entró una llamada que le pidió un último rodeo. Esta noche ha conseguido su cuarto título. Además de vencer a Arizona, derrotó en la final de la Liga Americana a sus archirrivales, los Astros de Houston, en siete emocionantes juegos.

El viernes la ciudad de Arlington, entre Dallas y Fort Worth, verá su primer desfile de campeonato.

Zac Gallen mantuvo el cero para Arizona hasta la séptima entrada.
Zac Gallen mantuvo el cero para Arizona hasta la séptima entrada.Mark J. Rebilas (USA TODAY Sports via Reuters Con)

Bajo rating

La eliminación de los Dodgers, Astros y Phillies, tres populares equipos, hundieron las posibilidades de que el béisbol tuviera una final atractiva. La Serie Mundial de Rangers-Diamondbacks es una de las de peor audiencia.

El primer juego rumbo al título se desarrolló en viernes en horario estelar. Fue también el más emocionante, pues llegó a los tiempos extras. Los Rangers se impuso en la decimoprimera entrada en un marcador 6-5. Pero la audiencia no se enganchó. Tuvo 9,17 millones de espectadores. Es el sexto juego desde que se tiene registros, inicios de los setenta, que no llega a los diez millones.

La MLB tiene un problema de audiencias. La liga cambió este año las reglas para dar más acción a los juegos y recortarlos en tiempo. Los espectadores, sin embargo, no han acudido a la cita más importante de octubre en el calendario deportivo. Otros fracaso de audiencia fue la Serie Mundial de la pandemia, en 2020.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard
Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_