La Fiscalía de Madrid archiva la denuncia por los cánticos racistas a Vinicius: “Duraron unos segundos”

El presidente del Movimiento contra la Intolerancia, que presentó la denuncia, dice que es “inquietante” y que “abre la puerta a la impunidad”

Vinicius, de rodillas al acabar la final de la Champions de París.
Vinicius, de rodillas al acabar la final de la Champions de París.DPA vía Europa Press (Europa Press)

La Fiscalía Provincial de Madrid ha acordado el archivo de la denuncia presentada por Esteban Ibarra en calidad de presidente de Movimiento contra la Intolerancia relacionada con los gritos y cánticos de un grupo de personas dirigidos al futbolista del Real Madrid Vinicius durante el derbi del pasado mes de septiembre en el Wanda Metropolitano. Al brasileño del Real Madrid le gritaron “eres un mono, Vinicius eres un mono”.

Pese a que la Fiscalía considera que los cánticos son “desagradables”, “inapropiados” e “irrespetuosos”, entiende que se vertieron con ocasión de la celebración de un partido de fútbol “de máxima rivalidad” junto con otras alusiones “despectivas” o “burlonas” marcadas por esa competencia deportiva. El representante del Ministerio Público, además, señala que no existe un acto concreto que imputar a una persona determinada y que, una vez contextualizados los insultos de naturaleza racista, “tampoco integrarían un delito contra la dignidad de la persona afectada”. En este sentido, argumenta que los cánticos no se volvieron a producir más que en dos ocasiones “y que duraron unos segundos”.

Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia el Racismo y la Xenofobia, que presentó la denuncia en septiembre, cuenta en conversación telefónica con este periódico tras conocer la decisión: “¿Alguien que asesina se tira dos horas apuñalando? ¿O dos minutos? Es alucinante esto”. Insiste en que el fondo del asunto es que la Policía no ha aportado datos e imágenes. Y pide a las autoridades que revisen cómo garantizar la incorporación de las grabaciones de los audios de hechos que se produzcan en los aledaños del estadio para “que se pueda identificar a los responsables”. Recuerda que la Ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte considera los aledaños de los estadios como un espacio de protección y seguridad que los clubes deben garantizar.

Ibarra añade: “Es inquietante que hayan tomado esa decisión y que no se haya investigado lo suficiente. Eso abre la puerta a la impunidad en este tipo de sucesos en los campos de fútbol”.

Una vez recibida la denuncia, cuenta la Fiscalía, se procedió a oficiar a la Brigada Provincial de Información (BPI) para que procediera a su investigación y contextualización. De otro lado, se incorporó la denuncia formulada por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) donde se daba cuenta cómo ya en el interior del estadio, “antes del inicio del partido y en el minuto 42 de éste, por parte de un grupo de aficionados ubicados en la Grada Baja del Fondo Sur, de los sectores denominados 127 a 133, procedieron a proferir al unísono durante unos 15 segundos de forma coordinada los mismos cánticos hacia el jugador Vinicius”.

La denuncia de Ibarra cerró entonces una semana en la que todos los estamentos, desde el deportivo al político, condenaron de forma unánime los gritos racistas a Vinicius. Esos “eres un mono, eres un mono” valieron hasta la intervención del Congreso -hubo una declaración institucional firmada por todos los grupos- y del presidente del Gobierno Pedro Sánchez que, en una entrevista a Político, dijo que como seguidor del Atlético se esperaba un mensaje contundente del club rojiblanco. La Liga denunció 24 mensajes ofensivos en el derbi madrileño, tres de ellos racistas. Y la Comisión Antiviolencia (que todavía no se ha pronunciado), pidió a los clubes que ayuden a identificar a quienes difunden mensajes racistas en el fútbol.

La Fiscalía de Delitos de Odio de Barcelona actuó en su día contra tres aficionados del Espanyol que en enero de 2020 profirieron insultos racistas a Iñaki Williams. LaLiga puso una denuncia, la Fiscalía abrió diligencias y tras identificar a los responsables se personó y abrió juicio oral. La querella, pionera, y el juicio podrían suponer la primera condena por insultos racistas en el fútbol. Para que eso ocurriera también con las diligencias que abrió en su día la Fiscalía de Madrid, hacía falta primero identificar a los responsables. Según la Fiscalía, se recibió oficio policial en el que se especificaba que, tras analizar las imágenes obtenidas por la Unidad de Control Organizativo del estadio, solo se recogieron imágenes, pero no audios, “toda vez que el sistema de grabación del estadio no graba”. Y en cuanto a las grabaciones obtenidas del exterior, el mismo oficio recoge que no se pudo reconocer a ninguna de las personas que realizaron los cánticos, “al tratarse de un número considerable de personas, las allí congregadas”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Eleonora Giovio

Es redactora de deportes, especializada en polideportivo, temas sociales y de abusos. Ha cubierto, entre otras cosas, dos Juegos Olímpicos. Ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS; ha sido colaboradora de Onda Cero y TVE. Es licenciada en Ciencias Internacionales y Diplomáticas por la Universidad de Bolonia y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS