El Atlético de Madrid condena dos días después los cánticos racistas contra Vinicius

El club rojiblanco tacha de inadmisible la actitud “de una minoría” en la previa del derbi contra el Real Madrid

Vinicius celebra la victoria del Real Madrid, el domingo en el Metropolitano.
Vinicius celebra la victoria del Real Madrid, el domingo en el Metropolitano.DPA vía Europa Press (DPA vía Europa Press)

El Atlético de Madrid ha condenado este martes los cánticos racistas que un grupo de aficionados colchoneros dedicó a Vinicius el pasado domingo, que antes del derbi madrileño (1-2) le llamaron mono en los alrededores del estadio. El club rojiblanco, a través de un comunicado oficial, ha tachado de inadmisible “el comportamiento de una minoría de aficionados”. Tras todo el revuelo generado alrededor del asunto, la entidad ha respondido de manera oficial: “Estos cánticos nos provocan una enorme repulsa y no vamos a permitir que ningún individuo se escude en nuestros colores para proferir insultos de carácter racista o xenófobo” .

EL PAÍS habló ayer con fuentes del club rojiblanco, que aseguraron que condenan enérgicamente cualquier tipo de actitud de carácter racista. “Nos hemos puesto en contacto con las autoridades para solicitar que se identifique a quienes participaron en ese execrable hecho”, apuntaban desde el Atlético. Sin embargo, la entidad no se ha manifestado públicamente hasta este martes.

“El racismo es una de las mayores lacras de nuestra sociedad y desgraciadamente el mundo del fútbol y los clubes no estamos libres de su presencia. Nuestro club siempre se ha caracterizado por ser un espacio abierto e integrador de aficionados de diferentes nacionalidades, culturas, razas y clases sociales y unos pocos no pueden manchar la imagen de miles y miles de atléticos que apoyan a su equipo con pasión y con respeto al rival”, reza el comunicado.

La pasada semana, el revuelo generado alrededor de Vinicius por sus bailes terminó con un tuit del brasileño, que dijo ser víctima de racismo y que esta ola de odio se debía a que era “un negro brasileño que triunfa en Europa”. Esto no hizo que en el derbi cesasen los insultos y Vinicius volvió a bailar para celebrar el primer gol blanco, obra de Rodrygo.

El Atlético de Madrid cierra el comunicado con una reflexión de puertas hacia afuera: “Creemos que lo que ha sucedido en los días previos al derbi es inadmisible. A los aficionados se les pide cordura y racionalidad y, sin embargo, profesionales de diferentes ámbitos generaron durante la semana una campaña artificial encendiendo la mecha de la polémica sin medir la repercusión de sus acciones y manifestaciones”.

“El dolor que siente la familia rojiblanca por este suceso es enorme. No podemos permitir que alguien pueda relacionar a nuestra afición con este tipo de comportamientos y cuestionar nuestros valores por culpa de una minoría que no nos representa. Nuestra decisión es firme y rotunda y no nos detendremos hasta expulsar a los racistas de la familia rojiblanca porque no pueden formar parte de ella”, ha concluido la entidad.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS