CRUCE DE CAMINOS
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Un revulsivo hacia la igualdad

La creación de la United Cup refleja un compromiso entre hombres y mujeres para elevar el tenis y así seguir dando ejemplo a otros deportes y al resto de la sociedad

Ashleigh Barty después de comunicar su retirada el pasado marzo.
Ashleigh Barty después de comunicar su retirada el pasado marzo.Chris Hyde (Getty Images)

El deporte es un escaparate de valores. Una convivencia en respeto es un ejemplo para los más jóvenes, un triunfo forjado desde el esfuerzo limpio marca un camino a la próxima generación y un trato de igualdad entre hombres y mujeres es una semilla de progreso a ojos de todos. La competición profesional, dado su impacto a nivel mundial, tiene una responsabilidad de primer orden. Y cada avance debemos valorarlo como un tesoro.

Los órganos rectores del tenis anunciaban estos días la creación de la United Cup. Será la competición por equipos que abra la temporada a partir de 2023 y lo hará reuniendo a jugadores y jugadoras bajo el abrigo de un mismo torneo. Es un evento mixto, donde hombres y mujeres formarán parte del mismo grupo defendiendo los colores de su país, como más reciente ejemplo del trabajo conjunto que ATP y WTA desean fortalecer en estos últimos años.

Aunque su nacimiento sea la consecuencia de una negociación entre instituciones —la Copa Davis organizada por la Federación Internacional (ITF) pasa a formar parte del calendario ATP Tour, haciendo que desaparezca una ATP Cup que estaba en conflicto con la primera—, el resultado es una sinergia de igualdad entre géneros. Un deporte que ha hecho esfuerzos por equiparar el circuito femenino con el masculino vuelve a ser protagonista con una iniciativa noble en este sentido.

El tenis ha sido durante año un ejemplo de vanguardia en el trato hacia el deporte femenino, equiparando las ganancias en algunos de los mayores torneos del año, gozando de una cobertura televisiva creciente y haciendo competir a deportistas de ambos géneros en las mismas instalaciones, algo sin reflejo en ninguna otra disciplina. Ha situado a sus principales figuras entre las atletas más valoradas deportiva y comercialmente a nivel mundial. Colocar el foco en ambos vestuarios al inicio del año, con tantas miradas añorando el deporte, parece otro paso en la buena dirección.

La temporada de tenis está a punto de terminar. En plena disputa de las WTA Finals, donde concurren las ocho mejores jugadoras y parejas del año, y la definición de la Billie Jean King Cup en el horizonte, donde España competirá liderada por Paula Badosa, el vestuario femenino camina con un soplo de reconocimiento. Quizá la United Cup no sea el evento de mayor prestigio, es posible que no reúna a toda la plana mayor del circuito, pero coloca a las jugadoras en el lugar que les corresponde.

Los más aficionados recordarán la ya extinta Hopman Cup, un evento mixto celebrado hasta la temporada 2018 al inicio del curso. La United Cup se dota incluso de mayor vigor, pasando de tres a cinco partidos por eliminatoria, incluyendo dos partidos femeninos y un dobles mixto. Con 12 equipos participantes y tres sedes de competición, su llegada promete ser un revulsivo de ilusión en el inicio de la temporada.

En un momento histórico de complicado relevo, con la marcha de la última gran leyenda —Serena Williams— y una número uno en el trono —Ashleigh Barty —, el circuito femenino se beneficiará de una exposición mayor, de esa plataforma que potencie al buen grupo de figuras que marcan el talento actual en el vestuario.

La creación de este evento refleja un compromiso entre ambos géneros para elevar nuestro deporte y así seguir dando ejemplo a otros deportes y al resto de la sociedad. La unión de ambos géneros es algo especial; eventos como este ayudarán a que hombres y mujeres trabajen conjuntamente en busca de un mismo objetivo. Un ejemplo para todos.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS