La eterna pesadilla del Barcelona

El Bayern y la Champions se conjuran cada año contra el equipo azulgrana, que necesita que el Inter no gane antes al Viktoria Plzen para dar vida al partido del Camp Nou

Xavi Hernández durante la rueda de prensa previa al Barça-Bayern de este miércoles.
Xavi Hernández durante la rueda de prensa previa al Barça-Bayern de este miércoles.Alejandro Garcia (EFE)

El Barça juega este miércoles dos partidos, el segundo pendiente del resultado del primero, y en ninguno parte como favorito, nada extraño en la Champions. Los azulgrana reciben en el Camp Nou al Bayern de Múnich (21.00, Movistar Liga de Campeones) después de que el Inter haya jugado contra el Viktoria Plzen en San Siro (18.45). Una victoria del equipo italiano contra un rival que ha perdido los cuatro encuentros que ha jugado en la fase de grupos supondría la eliminación automática del Barcelona. La cita con el Bayern perdería entonces cualquier atractivo competitivo y se convertiría prácticamente en una cuestión de honor para un equipo azulgrana que cada temporada acaba golpeado y aturdido por el campeón de Baviera.

Necesita el Barça que no gane el Inter para mantener sus aspiraciones hasta una última jornada en que viajarán para medirse al Viktoria Plzen, mientras los nerazzurri visitarán a un Bayern ya clasificado para los octavos de final de la Liga de Campeones. El panorama no es precisamente muy alentador para el Barcelona después de su derrota en Múnich (2-0) y su mano a mano fallido con el Inter: perdió en Milán (1-0) y empató en el Camp Nou (3-3). Nada nuevo si se recuerda que la temporada pasada los azulgrana no pasaron de la fase de grupos después de no poder batir al Benfica y claudicar contra el Bayern. Los fichajes generados con las palancas de Laporta no han mejorado de momento la trayectoria del equipo de Xavi, que corre el riesgo de caer por segundo año consecutivo a la Liga Europa.

“Hay una mínima esperanza”, asintió el técnico, que ha convocado a sus jugadores dos horas antes del encuentro con el Bayern, para ver “todos juntos en el vestuario” el partido del Inter con el Viktoria. A expensas del marcador de San Siro, el reto del Barcelona es mantener la dinámica positiva de juego y resultados, y derrotar al Bayern para demostrar que saben “competir” con equipos del calibre del campeón de la Bundesliga; palabra del entrenador del Barcelona, consciente de que su equipo no ha podido ganar ante el Bayern, el Inter ni tampoco al Madrid en la Liga. Los azulgrana resucitaron precisamente a los alemanes y a los italianos cuando acudieron a sus estadios y ambos pasaban por un momento delicado en las ligas de Alemania e Italia.

También han mejorado las prestaciones barcelonistas después de batir a Villarreal y Athletic. El partido contra el Bayern, por tanto, se presenta como una oportunidad única para mantener las buenas sensaciones en un entregado Camp Nou. Eliminado o no, el ánimo de revancha alimentará al Barça ante un rival sin Neuer, Sané y Lucas Hernández. La Champions y el Bayern son una pesadilla para el Barcelona.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Ramon Besa

Redactor jefe de deportes en Barcelona. Licenciado en periodismo, doctor honoris causa por la Universitat de Vic y profesor de Blanquerna. Colaborador de la Cadena Ser y de Catalunya Ràdio. Anteriormente trabajó en El 9 Nou y el diari Avui. Medalla de bronce al mérito deportivo junto con José Sámano en 2013. Premio Vázquez Montalbán.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS