_
_
_
_

Sergio García cierra la puerta de la Ryder Cup

El golfista castellonense, jugador de la liga saudí, no mantendrá la tarjeta del circuito europeo al no cumplir con los requisitos mínimos

Ryder Cup Golf
Sergio García, durante el torneo de la liga saudí en Bangkok.Kittinun Rodsupan (AP)
Juan Morenilla

La puerta de la Ryder Cup se cierra para Sergio García. O más bien es el jugador castellonense el que ha tomado la iniciativa de dar un doloroso portazo. El golfista español, de 42 años, ha decidido no apurar sus opciones de mantener la tarjeta del circuito europeo, condición indispensable para ser elegible de la cara a la Ryder, de modo que según las circunstancias actuales no podrá disputar la próxima edición, en Roma 2023. García debía inscribirse en el Open de Mallorca, que se celebra del 20 al 23 de octubre, para cumplir con los requisitos mínimos para mantener la tarjeta del DP World Tour: disputar cuatro torneos del circuito europeo (fuera de los grandes y de los campeonatos del mundo) y que uno de ellos sea en su país, o elevar la lista a seis torneos si no juega en su territorio nacional. Ni lo uno ni lo otro. Sergio García se ha alistado esta temporada en tres citas del tour, pero ha rechazado jugar en Mallorca y tampoco tiene hueco en su calendario para la segunda variante de los requisitos. El castellonense disputa ahora el torneo de la liga saudí (LIV Golf) que se celebra en Bangkok, estará en otra cita del nuevo proyecto en Jeddah, del 14 al 16 de octubre, y competirá en la gran final por equipos, del 28 al 30 de octubre. Es decir, adiós al circuito europeo y adiós a la Ryder, competición en la que el español es un mito: seis victorias y máximo anotador histórico (28,5 puntos) de la competición.

El clima de guerra civil entre los dos grandes circuitos (PGA Tour y DP World Tour) y la liga saudí, las tensiones entre los propios golfistas de ambos bandos y las dudas sobre cómo puede evolucionar un conflicto que se ha judicializado y que afecta de lleno al proceso de clasificación para la Ryder han llevado a García a tomar esta decisión. Otro golpe para el equipo europeo, en el que también está en el aire la participación de otros golfistas adheridos a la liga saudí (Lee Westwood, Paul Casey, Ian Poulter) y que vio cómo su capitán, el sueco Henrik Stenson, se unía a los fugados pese a perder la opción de dirigir a la tropa continental (ha sido sustituido por Luke Donald) en el duelo bienal ante Estados Unidos. En este escenario, solo una improbable paz entre la liga saudí y los grandes circuitos abriría una vía para que Sergio García pudiera regresar a la Ryder.

El español ya avanzó sus intenciones después del pasado Open Británico en Saint Andrews. “Tengo claro lo que voy a hacer. Sinceramente, yo quiero jugar donde me quieren, quiero sentirme querido y en estos momentos en el tour europeo no me siento así. Cuando Thomas Björn [jugador danés y capitán del equipo europeo de la Ryder en París 2018] viene en el BMW [torneo de Múnich] y nos dice ‘aquí no os queremos a ninguno, los jugadores no quieren que estéis aquí’, no es bonito, y ya tengo una edad y unos sufrimientos como para estar aguantando tonterías así”, dijo entonces García, multado por el circuito con 116.000 euros por jugar el primer torneo de la nueva y millonaria liga, después de 23 años de carrera profesional. “No te hacen sentir bien. He dado más de media vida al tour europeo y sentir que porque tomes una decisión personal y profesional, porque por una vez en tu vida mires por ti sin dejar nada atrás, porque yo quería seguir con ellos, que te traten así... No merece la pena. Ahora voy a disfrutar lo que tengo, jugaré menos, estaré más en casa. Si no juego grandes, no juego grandes, tampoco me importa mucho. Me da pena por la Ryder, pero como estoy jugando, tampoco estoy para ir. Disfrutaremos de lo que tenemos, jugaremos donde nos quieren y los demás que hagan lo que deseen”, añadió.

A esas palabras reaccionó de manera rotunda Jon Rahm en Saint Andrews: “Que le den la espalda de esa manera no me parece bien. Que tenga que tomar esta decisión me duele. El mejor evento que da publicidad al golf en el mundo es la Ryder y que por esta tontería haya jugadores como Sergio que no puedan jugar me enfada un poco más. Es el mejor jugador que Europa ha tenido. Es difícil de entender”. Y entonces Sergio García pareció rectificar y cambiar de opinión: “Cuando terminé el Open Championship, dije que muy probablemente iba a renunciar a mi membresía del Tour. Eso obviamente significaba no ser elegible para la Ryder Cup porque tienes que ser miembro. Pero gracias a las cosas que dijo Jon Rahm y a que tuve un par de buenas conversaciones con los chicos del DP World Tour, voy a posponerlo. Quiero por lo menos ver qué pasa cuando empiece la clasificación para la Ryder Cup. Ver qué tipo de reglas y criterios tienen. Si estoy de acuerdo con ellas, seguiré jugando todo lo que pueda en el circuito e intentaré clasificarme para el equipo de la Ryder Cup. Y si no, entonces seguiremos adelante. Pero definitivamente es algo que está en mi mente”, afirmó días después en ESPN.

Ahora, sin embargo, consuma ese portazo con la renuncia a mantener la tarjeta del circuito europeo. La Ryder, por ahora, se queda sin una leyenda. Y Rahm sigue lamentando la pérdida de una estupenda pareja. “Es una situación complicada para Sergio. La Ryder no es PGA Tour y European Tour contra LIV Golf. Es Europa contra Estados Unidos. Para mí la Ryder está por encima de todo. Ojalá puedan jugar aunque no pinta bien. Entiendo que decida no jugar, porque la última vez que jugó un torneo del circuito europeo no se le recibió muy bien”, comentó este viernes el golfista vasco tras su ronda en el Open.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Juan Morenilla
Es redactor en la sección de Deportes. Estudió Comunicación Audiovisual. Trabajó en la delegación de EL PAÍS en Valencia entre 2000 y 2007. Desde entonces, en Madrid. Además de Deportes, también ha trabajado en la edición de América de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_